Axel Pons pasa por el quirófano para extraerle los dos clavos insertados en sus tibias desde 2008

Actualizado 25/11/2009 19:13:32 CET

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Axel Pons fue intervenido esta mañana en el USP Institut Universitari Dexeus de Barcelona para extraerle los dos clavos que tenía insertados en las tibias de ambas piernas desde su grave caída del año pasado en Jerez de la Frontera.

El hijo del campeón del mundo Sito Pons, que esta próxima temporada competirá con una Pons Kalex en el nuevo Mundial de Moto2, había pasado tres veces por el quirófano en 2008 para tratarse de las múltiples lesiones que sufrió en el transcurso de la carrera del CEV de 125cc que se disputó en el trazado andaluz el 16 de junio del pasado año.

Tres días después, y ya en Barcelona, le fueron insertados los dos tornillos que le fueron retirados esta mañana, además de que a los seis días volvió a ser operado, esta vez de la pelvis. En noviembre volvió a ponerse en manos de los doctores, que mediante cirugía ambulatoria, le practicaron una dinamización por clavos de ambas tibias, consistente en la retirada de los pasadores que le colocaron en la intervención de fracturas de tibias.

La cirugía de esta mañana, dirigida por el doctor Ignacio Ginebreda, jefe de la Unidad de Patología del Crecimiento de la Dexeus, se prolongó a lo largo de algo más de cuatro horas y fue "muy satisfactoria", indicó el galeno. "Los clavos estaban bastante descubiertos y poco adheridos. Creemos que el proceso de recuperación va a ser rápido", añadió al respecto.

Por su parte, Axel Pons espera "estar listo para el entrenamiento en Valencia de principios de diciembre y estar al cien por cien al principio de la pretemporada el año que viene".

"Parece que las cosas han ido bien y que voy a poder apoyar las piernas enseguida. Antes de la intervención estaba bastante bien, pero siempre existía el riesgo de que si sufría una caída los clavos me pudiesen perjudicar", recordó.

De momento, el piloto español se encuentra en buen estado y, en principio, tendrá que permanecer ingresado, si no sufre complicaciones, hasta mañana a última hora, cuando recibirá el alta y podrá empezar a apoyar la pierna desde el primer momento. La recuperación queda a expensas de cómo evolucione después de la intervención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies