(Perfil) Lorenzo, el bicampeón Mundial de las mil caras

Actualizado 21/10/2007 13:11:42 CET

SEPANG (MALASIA), 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Jorge Lorenzo, 20 años, nacido el 4 de Mayo de 1987 en Palma de Mallorca, son las señas de identidad del bicampeón del mundo de 250cc, tras su tercer puesto en el Gran Premio de Malasia, logrando así revalidar el título logrado la pasada temporada en Cheste y consiguiendo que por cuarto año consecutivo, sea un español el vencedor de esta categoría.

Lorenzo vuelve a escribir su nombre con letras de oro en una categoría en la que sólo otros dos españoles han sabido proclamarse como campeones. Así, Lorenzo se une a Dani Pedrosa que fue vencedor en en 2004 y 2005, y a Sito Pons, que también se alzó con dos títulos de forma consecutiva, en 1988 y 1989.

Este joven piloto, admirador de grupos como Red Hot Chili Peppers y que este año ha impresionado por sus celebraciones después de las carreras a modo 'Rossi', hoy mismo se pudo ver la última disfrazado de boxeador, se subió por primera vez a una moto con tan sólo tres años, en una fabricada por su padre, 'Chicho' Lorenzo, para disputar su primera carrera de 'minicross'.

Con seis años, ganó el Campeonato de Baleares, en lo que era su estreno en una competición oficial. Con la ayuda de su padre siguió sus entrenamientos y alternó el 'minicross' con el trial, una de sus grandes aficiones, y los inicios sobre el asfalto, practicando en un circuito propiedad de Chicho y en el parking de unos grandes almacenes. Era el año 1997 y Jorge Lorenzo ya había ganado ocho campeonatos autonómicos en las modalidades de motocross, trial y velocidad.

Precisamente el año 97, será uno de los mejores para Lorenzo, que debutaría en el ámbito nacional en la Copa Aprilia Caja Madrid de 50cc. Y justo en ese año su padre envió un video a Dani Amatriain, quien se fijó en él y se convirtió a partir de entonces en su mánager.

Este piloto, admirador de Max Biaggi, revolucionó los esquemas de participación en las competiciones oficiales del mundo del motociclismo cuando, a sus 13 años, tuvo que pedir un permiso especial para poder participar en el Campeonato de España de Velocidad.

La Federación Española de Motociclismo se lo concedió y sólo un año más tarde quedaba cuarto en la modalidad de 125cc y se estrenó en el Europeo de la misma cilindrada, quedando en el sexto puesto. Su victoria en Braga (Portugal), le convirtió en el piloto más joven de la historia en ganar una carrera del Europeo.

Hasta 2001 su equipo fue Monlau Competición, escuela de mecánica de competición dirigida por su mánager y mano derecha, Dani Amatriain. Sin embargo, Lorenzo siempre estará agradecido a Giampero Sacchi y al equipo Derbi, quienes le dieron la oportunidad de competir en el Mundial de Motociclismo en la categoría de 125cc.

Por su edad no pudo participar en las dos primeras carreras de 2002, hasta que cumplió la edad exigida por la Federación Internacional de Motociclismo y el 5 de mayo de 2002, un día después de su cumpleaños, se convirtió en el piloto más joven en la historia que disputa un mundial al debutar en el Gran Premio de Jerez, donde acabó en la vigesimotercera posición.

Cuatro pruebas más tarde, en el Circuito de Catalunya, acabó decimocuarto sumando sus dos primeros puntos con 15 años y 42 días, batiendo un récord de precocidad en el Mundial. Pero la fecha que quedará grabada en el recuerdo de Lorenzo será el año 2003 y concretamente el Gran Premio de Brasil, donde el mallorquín se coronó con su primera victoria en el Campeonato Mundial de 125cc. El joven piloto subía a lo más alto del deporte español.

El 3 de noviembre de 2004, en el circuito de Cheste (Valencia), Jorge Lorenzo se subió por primera vez en una moto de 250cc. Y un año después dio el salto a esta categoría para lograr su primera 'pole position' en el Gran Premio de Italia, y en carrera se apunta su primer podio al finalizar en segunda posición.

Después de la temporada pasada donde superó las dos caídas de comienzo de temporada, en los Grandes Premios de Turquía y Francia, y las críticas sobre su capacidad de pilotaje y control encima de la moto, Jorge Lorenzo consiguió su primer título mundial, al que ya ha sumado uno más tras una temporada en la que ha barrido de forma incontestable.

El balear ha vencido en ocho de las catorce carreras disputadas hasta el momento, logrando además un segundo puesto. Un año en el que ha disfrutado encima de su Aprilia y donde logró victorias increíbles como la del Gran Premio de Catalunya, arropado por la afición española.

La próxima temporada planteará nuevos retos para el mallorquín que dará el salto a MotoGP tras su fichaje por Yamaha, donde compartirá equipo con el controvertido y siete veces campeón del mundo, Valentino Rossi.

El 'Doctor' hubiera preferido seguir con Colin Edwards, su fiel escudero, pero el estadounidense acabará como compañero del novato James Toseland en el Yamaha Tech 3. Rossi ya puso trabas el año pasado a que su marca fichara a Stoner, o al menos dejó claro que no compartiría con él. Todo está por ver en un equipo que tendrá dos pilotos ganadores. Uno con hambre de ganar, y otro acostumbrado a hacerlo en estos dos últimos años.

Lorenzo, bicampeón mundial, asegura que lo que menos le gusta es perder y lo que más admira es la sinceridad, de la que él siempre hace gala, a pesar de que eso le lleve a enfrentarse con algunos pilotos del circuito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies