Rossi: "Márquez nos teme por igual a Lorenzo y a mí"

Fotos
EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2015 17:21:04 CET

"En la primera parte de 2014 Márquez cogió un gran margen, pero en la segunda la cantidad de puntos entre los tres no fue tan diferente"

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El piloto italiano Valentino Rossi (Yamaha) aseguró este miércoles que el favorito "número uno" para el título de MotoGP en 2015 es el español Marc Márquez (Repsol Honda) y que este teme "por igual" tanto a él como a su compañero, Jorge Lorenzo, mientras que es optimista sobre sus posibilidades por llevar dos años "siempre en crecimiento".

"Para mí, el favorito número uno y el hombre a batir es Márquez, que hizo un año y un trabajo increíbles. Luego, al mismo nivel estamos Jorge (Lorenzo) y yo, y Pedrosa seguro que será más rápido que el año pasado. Será un año interesante", señaló Rossi tras la presentación en Madrid del Movistar Yamaha MotoGP.

Además, haciendo gala de su buen humor, reconoció que en caso de tener que apostar pondría "un euro" por el de Cervera. "Sobre todo para ver si le doy mala suerte", apuntó con una sonrisa, mientras que más en serio se refirió a la marcha de Márquez a Andorra y el revuelo formado porque fuese motivado para pagar menos impuestos. "Es un tema muy delicado, nadie está contento de dar tanto dinero al Estado, pero no sé si moverá o no. Es algo personal, pero creo que este año siempre estará fuerte y concentrado", opinó.

'Il Dottore' cree que el actual doble campeón de MotoGP está advertido por igual de las dos Yamaha, aunque el italiano fuera el año pasado el subcampeón. "Para mí, seguramente teme a los dos al mismo nivel porque sabe que si Jorge está en buena forma es difícil de batir", advirtió, reconociendo que le da "un poco de miedo" Dani Pedrosa. "Creo que va a ser más competitivo, tiene nuevas motivaciones, le veo bien", indicó.

"Mi objetivo es intentar ser competitivo. Después de dos años difíciles, pude mejorar mucho el año pasado, incluso durante la temporada, especialmente en la segunda mitad y con Jorge mejoramos la moto. Espero estar cerca de los mejores, hay rivales muy fuertes, pero espero dar otro paso este año", añadió sobre sus opciones.

El nueve veces campeón del mundo ve complicado ampliar su palmarés. "El objetivo es probarse, hay posibilidades porque llevo dos años siempre en crecimiento y al final de 2014 siempre fui muy competitivo. Pero es muy difícil, tengo que intentar estar delante y luchar con Jorge y Marc", confesó, deseando ser "competitivo desde el principio e intentar ganar algunas carreras". "Esa es la perfecta manera para luchar por el campeonato", subrayó.

"Es muy importante ser fuerte desde la primera carrera. En la primera parte de la temporada pasada, Márquez pudo coger un gran margen, pero en la segunda la cantidad de puntos entre los tres no fue tan diferente", prosiguió Rossi, que cree que las tres primeras carreras (Catar, Austin y Argentina) "son muy importantes".

El piloto de Yamaha se siente "listo para el primer test" y "en bastante buena forma", recalcando que a sus casi 36 años debe "entrenar más". "La preparación física es muy importante porque son motos difíciles de pilotar, sobre todo en carrera donde hay que hacer un gran esfuerzo para ir al límite tantas vueltas", puntualizó, al tiempo que considera que Lorenzo, que estuvo lastrado por este aspecto en 2014, "se ha preparado muy bien".

"YAMAHA NOS TRATA POR IGUAL A JORGE Y A MÍ"

Rossi opinó que él y el balear forman "un buen equipo" y que le supone "una motivación para estar delante y para permanecer a un alto nivel". "Trabajamos juntos para mejorar la moto, pero también somos pilotos y el objetivo es ganar", declaró.

En este sentido, aseveró que Yamaha les trata a los dos "como números uno". "No hay uno favorito, pero eso no es tan importante para mí. Yamaha tiene recursos para los dos y el primer objetivo de ambos es estar cerca de Márquez", confesó.

El piloto de Urbino piensa que la nueva 'M1' "estará lista para la primera carrera en Losail que es un buen circuito" para Yamaha, una merca cuyo modo de trabajar "siempre es similar". "Buscan mejorar en todas las áreas, paso a paso con un trabajo muy inteligente. Será un moto muy similar a 2014, muy veloz en la aceleración y en la salida de curva. Hay que mejorar en la frenada y la entrada en curva", comentó, seguro igualmente de que "la mayor experiencia" de Silvano Galbusera, su jefe de mecánicos, le "ayudará" a dar ese paso adelante.

Sobre su motivación para seguir, Rossi remarcó que la suya "es muy grande". "Me gusta mi trabajo, pero para formar parte del juego hace falta divertirse y ser competitivo", declaró sin desvelar nada sobre su futuro porque tiene "firmado" hasta 2016 con Yamaha donde está "muy contento". "La 'M1', que piloto desde 2004, la siento como mía, es algo que no conseguí en Ducati, y luego también está la motivación de cuando se consigue vencer", añadió.

Para esta temporada, ve a Maverick Viñales "favorito" para ser el mejor 'rookie' por delante de Jack Miller "porque tendrá una moto más competitiva con Suzuki y tiene un año de experiencia en Moto2", mientras que de los pilotos que no son de fábrica ve a Pol Espargaró (Yamaha) "muy fuerte".

En cuanto a Moto3 y Moto2, recordó que, en la categoría menor, "los tres mejores del año pasado han subido y será una lucha muy abierta". "Pero creo que Fenati es el más fuerte en cuanto a talento y esperamos mucho de él", puntualizó sobre el italiano, piloto del equipo del que es propiedad.

"En Moto2 lo veo muy abierto, con 'Tito' (Rabat) como favorito y muchos jóvenes. Esperamos mucho de Franco Morbidelli", sentenció, sin olvidar a una joven promesa como el actual campeón del CEV, Fabio Quartararo. "Es muy inteligente y es pronto para que gane el Mundial, pero va muy fuerte, tiene un estilo muy particular", destacó.