Los austríacos Andreas Prommegger y Daniela Ulbing se llevan el oro en el eslalon gigante paralelo

  Los Esquiadores Austríacos Andreas Prommegger Y Daniela Ulbing
SN2017
Publicado 15/03/2017 19:56:17CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los esquiadores austríacos Andreas Prommegger y Daniela Ulbing se han proclamado este miércoles campeones del mundo en eslalon gigante paralelo en los Campeonatos del Mundo de Snowboard y Esquí Estilo Libre que se están disputando en la estación de Sierra Nevada.

El veterano Prommegger, de 36 años, era el máximo favorito para conseguir la medalla de oro, un título mundial que se le resistía, a pesar de sus 15 victorias en la Copa del Mundo, y llegó a Sierra Nevada para conseguir su objetivo. Un logro con el que culmina veinte años de exitosa carrera.

Su rival en la final fue su compatriota Benjamin Karl, bronce en 2015, y que parece estar viviendo una segunda juventud. El cuatro veces campeón del mundo, estuvo a punto de lograr el quinto oro de su carrera, lo que lo hubiera convertido en el snowboarder más laureado de los mundiales. Pero Prommegger le privó de esa posibilidad y se tuvo que conformar con la plata, en una final que se decidió solo por 16 centésimas.

La tercera posición se fue para Rusia. Andrey Sobolev, campeón en 2015, se enfrentó al suizo Nevin Galmarini -plata olímpica en 2014- por la medalla de bronce, que logró después de haberse tropezado a poco de comenzar la carrera, pero supo reaccionar y logró finalmente remontar, entrando por delante del suizo en la línea de meta, que cometió un error en la penúltima puerta.

Por su parte, en la prueba femenina la sorpresa llegó en la final, en la que la checa Ester Ledecka -actual campeona del mundo- se vio sorprendida por la austríaca Daniela Ulbing. Ambas fueron las mejores en la calificación, con la austríaca por delante en el cómputo de las dos rondas, por lo que no se encontraron hasta la final, en la que Ulbing se llevó la victoria por 27 centésimas.

Ulbing, de 19 años, llevaba poco más de un año disputando pruebas de la Copa del Mundo, ganando la primera en enero de este año en la estación austríaca de Bad Gastein. Hace apenas veinte días ganó la plata y el bronce en los Campeonatos del Mundo Junior en la República Checa, en slalom gigante paralelo y slalom paralelo, respectivamente. Por lo que consigue un oro, una plata y un bronce mundiales en menos de un mes. Todo un logro.

Por su parte, la rusa Alena Zavarzina, que también era una de las principales favoritas al triunfo, se llevó el bronce después de ganar a la alemana Cheyenne Loch, por 57 centésimas, en la lucha por el tercer puesto. Zavarzina, que había ganado recientemente la Copa del Mundo, aspiraba a llevarse el oro en Sierra Nevada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies