Bartomeu: "El estadio vacío denuncia la falta de libertades que está sufriendo Cataluña"

Josep Maria Bartomeu
GERMÁN PARGA/FCB
Publicado 01/10/2017 17:01:50CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha asegurado que la decisión de jugar a puerta cerrada el partido contra la UD Las Palmas en el Camp Nou se ha tomado para denunciar "la falta de libertades" de los catalanes, y ha asegurado que han sido "obligados" a disputar el encuentro en "un momento excepcional" como este domingo.

"No es por seguridad, los Mossos nos han informado de que no había ningún problema y de que se podía disputar con normalidad el partido de hoy. Esta medida es para dejar claro que en un momento excepcional hemos sido obligados a jugar este partido. Hemos decidido que la gente vea que es un partido distinto a los que hemos jugado a lo largo de nuestra historia", ha dicho en declaraciones en Barça TV recogidas por Europa Press.

Además, el máximo mandatario azulgrana ha explicado que desde el club están "muy preocupados" por la situación, con incidentes en muchos colegios electorales.

"Lamentamos muchísimo todo lo que está sucediendo hoy en Cataluña, que no se permita la libertad de expresión de los catalanes. Nos entristece muchísimo y estamos muy afectados todos", ha indicado.

En este sentido, Bartomeu ha confirmado que La Liga no le ha concedido el aplazamiento del choque.

"Con La Liga hemos intentado desde muy pronto por la mañana aplazar el partido, pero La Liga no nos ha otorgado este permiso. Hubieran sido seis puntos perdidos, tres por no jugar el partido y tres por sanción. Lo hemos intentado también ante otras instituciones, no sólo ante La Liga, pero La Liga es quien decide. Hemos decidido jugar el partido de un modo excepcional, con el estadio vacío para que el mundo vea cómo estamos sufriendo en Cataluña", ha manifestado.

"El Barça ha intentado aplazar este partido, porque es evidente que la situación no es ideal para jugar un partido. Son situaciones excepcionales, no hemos podido encontrar el modo de aplazar este partido. No nos han dado el permiso para ello. En el club nos hemos reunido y todos juntos, ejecutivos, directivos y jugadores, hemos decidido disputar el partido de modo excepcional, a puerta cerrada. Tenemos que continuar con la competición. El estadio vacío es una imagen para el mundo entero, el Barça denuncia así la falta de libertades que está sufriendo Cataluña. Que el mundo entero vea que es una medida excepcional para un día excepcional", ha añadido.

Por último, ha confirmado que el vicepresidente responsable del Área de Relaciones Internacionales e Institucionales del FC Barcelona, Carles Vilarrubí, ha presentado su dimisión, pero no ha querido entrar a valorar la decisión.

"No es una decisión fácil y cada uno tiene sus opiniones. Habrá tiempo para hablarlo y es normal que haya discrepancias en un club plural", ha finalizado.