Craviotto: "Hay chavales de 23 años que ya me están haciendo sombra"

Saúl Craviotto posa con su libro
BAUME & MERCIER
Publicado 29/10/2017 12:08:28CET

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El piragüista español Saúl Craviotto tiene claro que es necesario "saber cerrar una etapa" después de Tokyo 2020, los últimos Juegos Olímpicos en los que participará, asumiendo que ya hay jóvenes promesas del deporte que le empiezan a "hacer sombra".

"Serán seguro mis últimos Juegos Olímpicos porque llegaré con 35 años y hay que ser realista. También es bonito saber que todo tiene un principio y un final. Creo que es bonito saber cerrar una etapa y yo lo tengo muy claro. No voy a estar remando toda la vida y hay chavales de 23 años que ya me están haciendo sombra", señaló Craviotto en una entrevista concedida a Europa Press tras presentar su libro '4 años para 32 segundos'.

El ilerdernse intentará cerrar esta etapa en Tokio "con buen pie". "Voy a dejarme la piel y si puedo, bien, y si no, ya he conseguido muchísimo, pero creo que será de las mejores etapas de mi vida e intentaré aprovecharla", continuó el medallista olímpico.

Para poner el broche de oro a su trayectoria olímpica, nada como repetir el oro y bronce de Río de Janeiro 2016. "Yo tengo confianza, fe y creo en mi entrenador para hacer las cosas bien. Yo, por supuesto, creo que podemos hacer algo y si no lo creyese no iría a entrenar todos los días", valoró.

Craviotto, que posee cuatro metales olímpicos, podría superar en 2020 las cinco medallas de David Cal y convertirse en el deportista español más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos, un hecho al que no quiere darle "demasiada importancia".

"Hay deportes donde solo se puede sacar una medalla en unos Juegos Olímpicos, como una maratón o en taekwondo con Joel González, y hay otros como la natación o el piragüismo donde se puede doblar y que en unos mismos Juegos puedes sacar 2, 3 ó 4 medallas", confesó.

Con todo, el piragüista español ha arrancado ya su preparación para sus cuartos Juegos, los cuales siempre han tenido "cosas diferentes" que dificultaban al español. "Nos tienen un poco mareados, pasamos de 500 metros a 200 en Pekín. Ahora parece ser que para Tokio volverán a poner la distancia de 500. Nos están cambiando cada dos por tres las distancias y al final son proyectos diferentes", aseguró.

"También afronto embarcaciones diferentes, pasando del K2 al K4 con compañeros nuevos. Sí es verdad que estar doce años haciendo la misma distancia y la misma modalidad te acaba estancando", continuó un Craviotto al que este cambio, de todos modos, le está "ayudando a tener nuevos retos".

Además, el catalán se refirió a algunos de los peores momentos durante estos entrenamientos. "Hay muchos momentos de dudas, de pensar qué pinto aquí sufriendo como un animal, sobre todo en invierno cuando hace frío, hay hielo en el embarcadero y te tienes que meter en el agua con las manos congeladas. Cuando hay lesiones y hay momentos en los que no te apetece entrenar y tienes que ir", lamentó.

"EL MUNDIAL 2015 HA SIDO EL PEOR PALO DE MI VIDA"

Pese a las dificultades, estos problemas "al final se olvidan", sobre todo con una medalla colgada. Los años le han permitido contar con "experiencia a la hora de afrontar las competiciones" y una madurez que le permite tener "los pies en el suelo".

Como resultado, "100% de efectividad" en los Juegos Olímpicos después de conseguir medalla en todas sus participaciones. De esta manera, Craviotto no guarda "malos momentos" de Pekín, Londres y Río de Janeiro, que fueron "espectaculares" para el palista.

Craviotto explicó además de quién se acuerda cuando se sube al podio. "Ves en las gradas a tu entrenador, que es una parte más de esa embarcación, y por supuesto a la familia, que son los que siempre están en los momentos complicados, son los que están a tu lado y yo solo pienso en eso; que he hecho feliz a mi gente, a todo un país, y es lo más bonito", reconoció.

Su indiscutible éxito en los Juegos Olímpicos se contrarresta con su participación en los Mundiales, donde ha tenido "más fracasos que victorias", especialmente en 2015. "Fue un año donde fracasé y yo creo que fue porque me obsesioné demasiado. Me lo tomé todo demasiado en serio con la alimentación, el entrenamiento, lo llevé todo a rajatabla y descuidé un poco el pilar social", declaró el piragüista español.

"Ha sido el peor palo de mi vida, estuve a punto incluso de retirarme, pero supimos darle la vuelta y un año después pasé de retirarme a conseguir dos medallas olímpicas, así que también es importante no tirar la toalla. Aunque lo veas todo negro, siempre hay luz", añadió.

"LAS VECES QUE ME HE OBSESIONADO HA SIDO CUANDO MÁS FRACASO HE TENIDO"

Craviotto realizó esta entrevista tras presentar su libro '4 años para 32 segundos', de 'Alienta Editorial', donde destaca en sus 208 páginas el 'triángulo del éxito' conformado por mente, cuerpo y relaciones sociales.

"Yo intento contar mi experiencia y las veces que he fallado en uno de esos tres pilares no me ha servido, ha sido un éxito muy volátil en el tiempo. También es igual de importante cultivar el aspecto físico como el mental porque es el que marca la diferencia", resaltó.

El cuádruple medallista olímpico resalta las relaciones sociales, ya que es un apartado que "los deportistas descuidan un poco" centrándose en su preparación física. "Yo creo que hay que ser feliz y lo que puedas restar a lo mejor por haberte tomado una caña, luego a lo mejor lo ganas psicológicamente y eso a mí me ha ayudado. Las veces que me he obsesionado ha sido cuando más fracaso he tenido", admitió.

En ese 'triángulo del éxito', Saúl Craviotto no tiene duda de que su mayor premio es su hija Valentina. "Sin duda, con lo que he conseguido no tiene ninguna comparación y sí, de momento, me está funcionando en todo y lo aplico ahora en todo, ahora con la cocina también", remarcó, en relación con su participación en el concurso televisivo 'Master Chef Celebrity'.

El catalán entendió que su libro "se puede aplicar en cualquier ámbito laboral" y que, habiendo tenido éxito en su carrera como deporte, "se puede extrapolar" para que cualquier persona pueda "conseguir cualquier reto o cualquier sueño" que se plantee.

Alejandro Blanco

Alejandro Blanco

Presidente del Comité Olímpico Español

07/03/2018

Patrocinado por