Dopaje.- La Abogada del Estado dice que "basta con la creación del riesgo" para condenar a los imputados

Actualizado 15/03/2013 17:31:04 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La representante de la Abogacía del Estado, Lucia Pedrero, ha defendido que "no es necesario acreditar daños" en los deportistas sino que "basta con la mera creación de riesgo" para condenar a los cinco imputados en la Operación Puerto por la trama de dopaje orquestada por Eufemiano Fuentes, ya que "basta con que haya un peligro abstracto para la consumación del delito".

"No es necesario acreditar daños, sino que basta con la mera creación del riesgo. Basta con que haya un peligro abstracto para la consumación del delito", resaltó la letrada, que recordó que "el tema fundamental del juicio es si la sangre es o no medicamento", para lo cual, al igual que la representante del Ministerio Fiscal, recordó la definición del término ofrecida por la Real Academia.

"Sustancia que, administrada interior o exteriormente a un organismo animal, sirve para prevenir, curar o aliviar la enfermedad y corregir o reparar las secuelas de ésta", reza el texto de la RAE. La Agencia Española del Medicamento considera que la sangre no es un medicamento, pero la Abogacía del Estado entiende que hay obviar a la agencia en este caso y hacer caso al Ministerio de Sanidad "por la importancia del tema".

"No se juzga cómo se practican determinados deportes. Se está juzgando si se practicaron o incitaron a practicar unos actos en contra de las normas que regulan las transfusiones, poniendo el peligro la salud pública. No vale decir que, como todo el mundo lo hacía, ellos lo hacían. No cabe la igualdad en la ilegalidad. Si voy a 200 por hora en la autovía y me 'pilla' la Guardia Civil no vale decir: 'Oiga, que me acaba de adelantar uno a 250'", expuso.

Respecto a los imputados y tras enumerar las "doce mentiras" de Eufemiano Fuentes, la abogada argumentó por qué se debe condenar también a Manolo Saiz, José Ignacio Labarta, Vicente Belda y Yolanda Fuentes. Respecto a Saiz, recordó que la Guardia Civil requisó planificaciones del equipo Liberty con sus iniciales en los pisos de la trama.

"Saiz dijo que él no se las había entregado a Fuentes, pero lo curioso es que todas tienen las siglas MSB. Más curioso aún es que, en su declaración de 2006, reconoció que eran planificaciones del equipo y que él mismo se las había entregado a Fuentes. Saiz era cooperador necesario de la actividad ilícita porque ponía en contacto al doctor Fuentes con los ciclistas. Sabía lo que se estaba haciendo y sabía el precio de lo que estaba pagando", declaró.

Respecto a Labarta, le señaló como "colaborador director de Eufemiano" y recordó el testimonio durante el juicio de Jesús Manzano, quien "dijo que no era posible" que no coordinaran sus métodos. "Labarta ponía los entrenamientos más suaves correspondiendo con el tratamiento de EPO. También dijo que no compartía clientes con Eufemiano, pero las pruebas los demuestran, como en el caso de 'Guti' (José Enrique Gutiérrez)", dijo.

Respecto a Belda, al igual que con Saiz, le calificó de "intermediario entre ciclistas y Eufemiano", mientras que en el caso de Yolanda Fuentes se remitió a las conversaciones telefónicas, en las que se oye "cómo va a tratar a Santiago Botero aunque ya no es ciclista del Kelme", así como referencias a "gas-bus o el paquetito" en diálogo con su hermano. "Manzano dijo que Yolanda presenciaba y vigilaba las transfusiones", agregó.

Por último, Pedrero explicó su postura respecto a las bolsas de sangre requisadas por la Guardia Civil, solicitadas por parte de la acusación particular para cotejar y descubrir nuevos clientes de la trama. "No deben entregarse las bolsas completas en sí porque son efectos del delito, pero sí podrían entregarse muestras y luego proceder a la destrucción de las pruebas", puntualizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies