El entrenador Trevor Graham podría ser sancionado dos años si se confirma el positivo de Justin Gatlin

Actualizado 31/07/2006 22:32:30 CET

LONDRES, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Trevor Graham, entrenador del velocista americano Justin Gatlin, controlado positivo por testosterona, podría enfrentarse a una sanción de dos años si su pupilo es declarado culpable de una segunda infracción por dopaje.

"Una vez que tengamos suficientes evidencias para probarlo, entonces tendremos la potestad para procesarlo. Haría frente a una suspensión de dos años que es lo que recoge los reglamentos de nuestro código antidopaje", afirmó el portavoz de la IAAF, Nick Davies.

Gatlin anunció el pasado sábado que había sido informado por la Agencia Americana Antidopaje de que había sido controlado positivo por testosterona y otros esteroides después de una carrera de relevos en Kansas el pasado mes de abril.

El atleta, coplusmarquista mundial del hectómetro, junto al jamaicano Asafa Powell, y campeón olímpico en Atenas 2004, aseguró que nunca había tomado sustancias prohibidas.

Trevor Graham está actualmente siendo investigado por las autoridades americanas por su posible implicación en el conocido como caso Balco.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) sólo actuará si se comprueba la relación de Graham con respecto a cualquier infracción de dopaje, mientras que la USADA decidió no tomar medidas contra él, añadió Davies.

Un hombre que trabajó con Graham aseguró ante un jurado de San Francisco que él suministró sustancias para mejorar el rendimiento al entrenador y muchos de sus atletas, entre los que se incluían Marion Jones, Tim Montgomery, C.J. Hunter y Michelle Collins.