Miles de ciudadanos franceses reciben con aplausos a su selección

 

Miles de ciudadanos franceses reciben con aplausos a su selección

Actualizado 10/07/2006 23:16:40 CET

PARIS, 10 Jul. (EP/AP) -

Miles de ciudadanos franceses salieron hoy a recibir a su selección nacional de fútbol, pese a las altas temperaturas y un día después de su derrota en la final del Mundial ante Italia y con la triste imagen de Zidane expulsado por una agresión sobre Materazzi.

Aficionados de todas las edades se congregaron bajo un sol de justicia en la elegante Plaza de la Concordia para rendir homenaje al equipo y despedir a Zinedine Zidane, que no quiso dar ninguna explicación sobre lo sucedido con Materazzi.

Previamente, el presidente Jacques Chirac agradeció al equipo, que perdió 5-3 en la tanda de penaltis después de finalizar el tiempo reglamentario con empate (1-1). "Francia los quiere y los admira", dijo Chirac en un discurso antes de almorzar con los jugadores y sus esposas en el palacio presidencial del Eliseo.

"Como todos sabemos, en ese nivel, ganar o perder depende de tan poco que no es lo que cuenta", dijo Chirac, que había asistido a la final en Berlín. Chirac también aseguró a Zidane que conservaba la admiración de los franceses.

"Usted es un virtuoso, un genio del fútbol mundial", dijo Chirac. "También es un hombre de corazón, compromiso y convicciones. Por eso Francia lo admira y lo quiere".

CARTELES APOYANDO A ZIDANE.

Según la policía parisina, alrededor de 15.000 personas, muchas portando carteles con la leyenda 'Zidane te queremos', se concentraron en la emblemática plaza frente al Hotel Crillon para ver por última vez a Zidane y sus compañeros.

Corearon su apodo, 'Zizou', y le pidieron que saliera con sus compañeros al balcón, decorado con una gigantesca camiseta azul. Pero a pesar de la insistencia de los aficionados, Zidane salió por un instante, inclinó la cabeza humildemente y desapareció de vista.

Se espera que Zidane dé explicaciones en los próximos días. Algunos aficionados dijeron que debía disculparse. "Por el bien de los niños que lo idolatran, debe decir que lo lamenta", dijo la fotógrafa Beatrice Marechaud, que fue a la plaza. "Es lamentable que termine su carrera así", agregó.

Los aficionados aplaudieron cuando David Trezeguet apareció en el balcón. Pero Trezeguet, cuyo fallo en el penalti le costó a Francia la copa, estalló en llanto. El delantero y compañero Thierry Henry lo consoló con un abrazo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies