Javier Fernández y el Ballet Nacional de España, la fusión de dos mundos afines

Javier Fernández entrenando con el Ballet Nacional de España,
GPS IMAGEN Y COMUNICACIÓN
Actualizado 19/04/2018 14:38:35 CET

   MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El patinador español Javier Fernández trabajó con el Ballet Nacional de España (BNE) para mejorar los aspectos artísticos de la coreografía con la consiguió el éxito más importante en la historia del patinaje español, la medalla de bronce en los recientes Juegos Olímpicos de PyeongChang.

   El director del BNE, Antonio Najarro nos ha abierto la puerta de su sede en el Matadero de Madrid y, acompañado por sus bailarines Sergio Bernal y Eduardo Martínez, ha dejado una pinceladas de su trabajo junto con Javier Fernández.

   "Aprendí una coreografía, aprendí movimientos, aprendí muchas cosas en el tiempo que estuvimos trabajando, pero son dos mundos diferentes, al final y al cabo. Yo puedo patinar muy bien y hacer una buena coreografía, pero lo que hacen estos chicos al detalle es espectacular. Muchas veces les veo y digo: ¡Madre mía!. Es espectacular lo que hacen", alabó el patinador, doble campeón mundial y seis veces campeón de Europa.

   Sentado a su lado y agradeciendo los elogios, Najarro, que lleva desde el año 2000 trabajando con algunos de los mejores patinadores del mundo, alabó a Fernández como "una persona humilde" que, pese a sus numeros éxitos, se puso a completa disposición del coreógrafo.

   "Se ha querido empapar de todo lo que podía darle. Mis coreografías son muy complejas, requieren una preparación técnica muy fuerte de sincronización y al mismo tiempo exijo que haya mucha expresión. Le traté como un bailarín más para que el resultado no fuera solo una ejecución técnica, sino una obra arte. Me encantó el ejercicio que hizo en los Juegos. Javier es un tío que no tiene miedo a nada y que lo da todo, me siento súper identificado con él porque a mí también me va el riesgo", le describió.