Josué Brachi, histórico campeón de Europa de halterofilia en 56 kilos

Actualizado 26/03/2018 23:46:34 CET

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El halterófilo sevillano Josué Brachi dio a la delegación española las primeras medallas en el Europeo de Halterofilia que está disputándose en Bucarest al proclamarse este lunes de forma histórica campeón de Europa de la categoría de 56 kilos.

 

Cuatro meses después de que lograse un bronce en el Mundial de Anaheim (Estados Unidos), el andaluz demostró ser uno de los favoritos en su categoría en el Campeonato de Europa y no falló para hacer historia al convertirse en el primer español en conseguir este logro y volver a demostrar que en España se está haciendo un buen trabajo en este deporte que lidera Lydia Valentín.

 

"Voy a darlo todo para seguir los pasos de Lydia y ser campeón de Europa. Haré lo que haga falta para estar arriba, algunas tablas ya tengo", indicó Brachi antes de partir hacia Rumanía, toda una declaración de intenciones.

 

Brachi se tomó la revancha del Europeo de 2016 en Noruega cuando fue subcampeón continental al finalizar segundo en el total olímpico tras ganar el oro en arrancada y la plata en dos tiempos. Entonces, con 264 kilos, el título fue para el italiano Mirco Scarantino, que se quedó en esta ocasión sin encadenar su tercer campeonato consecutivo.

 

Un sólo kilo separó al actual campeón y a Brachi, nuevamente campeón continental de arrancada donde levantó 116 kilos en su primer intento para luego firmar sendos nulos en 119, dos kilos menos que su récord de España.

 

Llegaba el turno de dos tiempos donde el español no se pudo acercar a su plusmarca nacional, fijada en 143 kilos. El sevillano levantó en su primer intento 138 kilos y no pudo en ninguno de sus dos intentos con 141, mientras que Scarantino tampoco con ese peso tras haber levantado también 138 lo que le dio el título de campeón al andaluz, que sumó un total olímpico de 254 kilos por los 253 de su rival.

 

Brachi añadió a sus dos oros la medalla plata en dos tiempos, modalidad que fue para el italiano, mientras que el halterófilo rumano Ilie Constantin Ciotoiu completó el podio en el total olímpico 247 kilos.

 

"Ha sido una competición bastante rara, no es lo que normalmente hacemos. Me he quedado un poco más bajo de mis marcas, pero íbamos a por el oro y lo hemos conseguido que es lo importante. Ha sido increíble, es la primera vez en la historia que se consigue este título y he llegado a lo más alto del podio", expresó Brachi en declaraciones a la Federación Española.

 

El andaluz se acordó de sus entrenadores, Manuel Bermejo Díaz y Rosario Muñoz, que son los que le aguantan "todos los días", de su familia, "que es un pilar superimportante", y de su novia, "que es la que sufre este deporte" junto a él.