Los maratonianos españoles 'pinchan' y el 'milqui' reafirma sus opciones

 

Los maratonianos españoles 'pinchan' y el 'milqui' reafirma sus opciones

Actualizado 25/08/2007 17:49:11 CET

OSAKA (JAPÓN), 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La delegación española anhelaba repetir los éxitos de Martín Fiz y Abel Antón en la mítica distancia del maratón, pero el 'filípides' de Osaka fue el keniata Luke Kibet, el campeón mundial más joven de la historia en esta disciplina, dura por sí misma y enrarecida por las condiciones climatológicas que fundieron las opciones de Julio Rey, José Ríos y Chema Martínez.

Una 'derrota' que sufrió igualmente en el estadio olímpico el lanzador Manolo Martínez (en la imagen). El capitán, relegado en los Nacionales de San Sebastián, abandonó la competición sin alcanzar la final, lo que entraba en los cálculos más lógicos, pero lo hizo con un sabor amargo después de realizar tres nulos.

El leonés, una de las apuestas más firmes del atletismo nacional en las últimas competiciones, ha pagado caro los cambios sobre su técnica y aunque su marca de esta temporada (19,48 metros) no le permitía soñar con grandes cotas tampoco presagiaba una despedida tan triste.

La primera jornada encumbró, por otro lado, a los representantes del 'milqui'. Juan Carlos Higuero, Sergio Gallardo y Arturo Casado, podio del pasado Europeo de Birmingham en pista cubierta, alcanzaron con suficiencia las semifinales de los 1.500 metros.

Cada uno de ellos disfrutó de una serie diferente, pero los tres supieron resolver con criterio su calificación sin derrochar energías porque todavía restan las semifinales del lunes para poder optar a los metales el miércoles.

Higuero arrancó en la primera serie y aunque quedó atrapado en la cuerda terminó tercero, en 3:40.93, en una serie en la que quedó octavo (sólo se clasificaban los seis primeros) Ivan Heshko, campeón mundial bajo techo, y posteriormente eliminado porque no pudo ser repescado por tiempos.

Gallardo, plata en Birmingham, se desenvolvió con mayor facilidad, en las posiciones punteras hasta que se dejó ir en la recta final para acabar sexto, último puesto de clasificación directa, en la segunda serie, en la que se impuso el francés Mehdi Baala, por delante del defensor del título, el qatarí Rashid Ramzi.

Por último, Casado, que ya conocía los tiempos para asegurarse su clasificación, se dio el lujo de superar entre otros a Lagat para acabar primero en la serie más lenta, en la que Komen entró por tiempos.

Las sensaciones positivas correspondieron igualmente a Rosa Morató, quien sí estará en la final de los 3.000 obstáculos después de imponerse en la segunda de las series. La atleta de Navarcles, plusmarquista nacional, dominó su carrera y se dio el lujo de acabar primera para alimentar sus sueños de luchar por el podio en la final del lunes.

Por contra sus compatriotas Diana Martín y Zulema Fuentes-Pila no la acompañarán. La santanderina fue octava en la primera serie, muy lejos de los puestos de privilegio porque se descolgó del grupo demasiado pronto y la madrileña, entrenada por Antonio Serrano, fue décima en la tercera serie.

EXCELENTE MAYTE MARTÍNEZ

En la misma línea se mostró Mayte Martínez, quien se clasificó con suficiencia para la final de los 800 metros. La vallisoletana, en una temporada irregular con 'coqueteos' en el 1.500 y sin excesos en los Nacionales de San Sebastián, ofreció una carrera muy interesante para apurar su plaza en semifinales en el último 'cien'.

Martínez salió por fuera y marchaba sexta en el toque de la campaña, ofreciendo alguna pequeña duda, pero su experiencia le sirvió para ir dosificando las fuerzas hasta la contrameta. En la misma la serie cambió el ritmo, pero Mayte no cedió y en la recta se abrió para concluir segunda en un bonito final.

La alumna de Juan Carlos Granado, que había sufrido algún problema lumbar en las últimas fechas, reconoció haberse sentido muy bien, aunque lamentaba haber gastado fuerzas para las semifinales porque, a su juicio, será "muy duro" estar entre las ocho mejores que se jueguen las medallas.

Además, el velocista Ángel David Rodríguez no pudo clasificarse para las semifinales del hectómetro. El madrileño corrió bien en la primera serie (10:37), pero ya en los cuartos de final tenía una empresa sumamente complicada e incluso llegó a empeorar su registro (10:39). Tampoco se despidió del campeonato José María Romera en los 400 vallas.

GRIS ACTUACIÓN EN MARATÓN

La prueba ofreció la enésima demostración del poderío atlético de Kenia, con el oro y la plata, aunque la segunda se marche para Qatar por culpa de los 'petrodólares', e igualmente la heroicidad de algunos atletas como el local Tsuyoshi Ogata, bronce hace dos años en Helsinki, y que firmó una remontada espectacular en la recta final.

El keniata Luke Kibet comandó una prueba en la que los españoles jugaron un papel gris, a excepción de José Ríos. El catalán soportó el imponente calor y la humedad de Osaka con el grupo de cabeza hasta el kilómetro 27, pero desapareció de la cabeza cuando Kibet desató el ataque que le llevaría a la victoria.

El catalán fue plegando velas hasta acabar decimoséptimo, con un tiempo de 2:22:21. Le superó incluso Chema Martínez, décimo con un crono de 2:20:25, después de afrontar la carrera en un segundo plano. Peor suerte corrió Julio Rey, que era la apuesta más firme de la delegación española en maratón.

El toledano, subcampeón en París en 2003, sólo marchó con la cabeza durante los primeros instantes. Quería ser conservador, y no tan impulsivo como en otras ocasiones, pero las fuerzas no acompañaron la táctica, y abandonó, como hiciera Óscar García, el campeón nacional de la distancia en Vitoria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies