El motor, con Alonso a la cabeza, copa gran parte de los éxitos del deporte nacional

Actualizado 28/12/2006 16:00:08 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El piloto asturiano Fernando Alonso se convirtió en el gran embajador del motor español al conquistar su segundo entorchado en la Fórmula 1 en una nueva campaña brillante para los nacionales gracias a los títulos de Álvaro Bautista y Jorge Lorenzo en el Mundial de motociclismo.

El ovetense mantuvo una dura pugna con Michael Schumacher, que abandonó los circuitos con las ganas de sumar un octavo título, en una temporada apasionante marcada por su marcha de Renault a la escudería anglo-alemana McLaren-Mercedes.

El anuncio la pasada Navidad de su fichaje por el equipo de Ron Dennis abrió las especulaciones sobre cómo sería su último año en la escudería gala. Alonso decidió dar un giro a su carrera en busca de nuevos retos y por eso firmó por las 'flechas de plata', alejadas de lo más alto del podio desde 1999, pero con la mejor tecnología al alcance del español.

Pese al final de temporada, el título 2006 fue más dulce para el asturiano. Ferrari recuperó su nivel y Michael Schumacher se convirtió en el enemigo a batir. Con el siete veces campeón, el ovetense dirimió disputas dentro y fuera de la pista, pero a pesar de toda la presión final, decisiones discutidas de la FIA y demás, pudo evitar que el 'Kaiser' dijese adiós con un octavo entorchado.

Alonso comenzó lanzado hacia la reedición del campeonato. En Montreal, a finales de junio, lograba su sexta victoria del año y situaba 25 puntos de diferencia entre 'Schumi' y él. Sin embargo, desde ese momento, Schumacher, la FIA ('mass damper' ilegal, sanción en Hungría,...) y la mecánica (errores de su equipo incluidos) apretaron el Mundial en China de donde salieron empatados a 116 puntos con dos citas por celebrarse (Japón y Brasil).

La empresa parecía muy complicada, pero la mecánica 'devolvió' al español lo que antes le había 'arrebatado'. El motor del Ferrari no aguantó en Suzuka y dejó vía libre hacia el doblete a Fernando Alonso, que no falló en Interlagos, pese a la demostración de coraje de Schumacher.

BAUTISTA Y LORENZO, PROTAGONISTAS

Pero al igual que en 2005, Alonso no estuvo solo. Así, Álvaro Bautista y Jorge Lorenzo le dieron la réplica en el Mundial de motociclismo con sus títulos en 125cc y 250cc, respectivamente, tomando el testigo de Dani Pedrosa en las dos ruedas.

El talaverano, que a principios de temporada no entraba en ninguna quiniela, sorprendió al adjudicarse el cetro del octavo de litro a falta además de tres carreras para que concluyera el campeonato. Bautista consiguió de la mano de Jorge Martínez Aspar recuperar el crédito después de un 2005 para el olvido en el que terminó decimoquinto en el Mundial.

Esta campaña comenzó de manera inigualable con su triunfo en la primera cita, el Gran Premio de España, que significó la primera victoria de su carrera. Logró finalizar el año con seis triunfos más y un total de 16 podios (7 triunfos; 4 segundos puestos y cinco terceras posiciones) antes de dar el salto al cuarto de litro.

Por su parte, el mallorquín Jorge Lorenzo logró en Cheste el título en 'dos y medio' después de una temporada irregular aunque demostró que su clase es muy superior a la de sus adversarios.

Sin Dani Pedrosa como rival, el pupilo de Dani Amatriain no tardó en crecerse. De hecho tuvo un inicio arrollador con los triunfos consecutivos en Jerez y Losail, pero en la tercera prueba la fortuna le dio la espalda. Tras las caídas en Turquía y Francia, el balear pasó momentos muy duros.

No obstante, en Mugello, sexta prueba del año, Lorenzo recuperó el crédito perdido con un triunfo que le volvió a meter en la lucha por el cetro. Al final, terminó la campaña con ocho triunfos y diez 'poles', igualando el récord de Anton Mang de 1981.

COMA SE CORONA EN EL 'LAGO ROSA'

Además, el catalán Marc Coma se convirtió en uno de los grandes protagonistas por dos grandes éxitos. El de KTM se adjudicó el triunfo en el Rally Dakar en la categoría de motos, convirtiéndose en el segundo español en subir a lo más alto del podio después de que Nani Roma hiciera historia en 2004.

Sin embargo, el de Avià terminó el año como lo había empezado al llevarse, por sorpresa, el título de campeón del mundo de 'raids' que le permite afrontar el Dakar con el ánimo por las nubes. El barcelonés se adjudicó el triunfo en cinco pruebas: Por las Pampas, Cerdeña, Marruecos, Dubai y el prestigioso Rally de los Faraones.

El trial volvió a dar grandes alegrías al motor español con el doblete de Adam Raga en el mundial 'indoor' y 'outdoor' y el título mundial de la joven Laia Sanz.

El piloto de GasGas sumó su cuarto entorchado bajo techo y el segundo al aire libre conquistando por segunda temporada consecutiva los dos cetros. Este año partirá como el gran favorito a igualar las cinco victorias de Dougie Lampkin en 'indoor'. Sanz, por su parte, sumó su séptimo título del mundo consecutivo, y el quinto de Europa, e igualó el palmarés de Lampkin y Jordi Tarrés.

Además, en enduro el título mundial fue para Iván Cervantes por segundo año consecutivo después de convertirse en 2005 en el primer español en contar con este privilegiado trofeo en su palmarés.

Por último Dani Sordo, campeón del mundo júnior de rallys en 2005, tuvo un prometedor debut en World Rally Car al finalizar la temporada en la quinta posición de la general después de lograr subir al podio en cuatro ocasiones --dos segundas y dos terceras plazas--.

Alberto Contador

Alberto Contador

Doble ganador del Giro y Tour y triple vencedor de La Vuelta

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies