El 'movistar' confía en volver a la competición en las próximas horas

Actualizado 04/03/2006 14:48:50 CET

USHUAIA (ARGENTINA), 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El VO 70 'movistar', único participante español en la Volvo Ocean Race, se encuentra ya fuera del agua en el Club Náutico de Afasin, en Ushuaia (Argentina), donde el equipo de tierra inició las reparaciones necesarias para que el barco español retome la competición rumbo a Río de Janeiro (Brasil) en las próximas horas.

Desde que cruzó la meta volante de Cabo de Hornos a primera hora de ayer, el 'movistar' tuvo que hacer frente a un duro viento de cara que retrasó su llegada a Ushuaia.

"Podríamos haber disfrutado mucho más de la navegación por el Beagle Channel de no estar todavía en regata. Debe ser el único día del año en el que se deja ver el cielo azul, aunque también es cierto que el viento venía de cara con rachas de 40 nudos al principio del canal. Afortunadamente se estabilizó más tarde en 25 nudos. No pudimos navegar por encima de 10 nudos de velocidad, porque en caso de chocar contra una ola (y hay infinidad de ellas), la presión del agua contra nuestra reparación hace que vuelva a entra agua", indicó Bouwe Bekking, patrón del 'movistar'.

El barco español tuvo compañía durante las últimas millas antes de alcanzar puerto en Tierra de Fuego: "Quiero dar las gracias a la tripulación de la marina chilena que nos escoltó sin que nosotros se lo pidiéramos, y por supuesto a la marina argentina, que nos acompañó durante las últimas millas del canal", prosiguió.

Al elevar el barco en puerto, Bekking y el resto de la tripulación del 'movistar' pudieron comprobar que sus sospechas eran ciertas. La tapa que cubre por debajo la unión del casco con la quilla ha desaparecido, y con ella la estanqueidad del sistema, lo que explica la entrada de agua a bordo.

La maquinaria logística del 'movistar' vuelve a demostrar su efectividad, como recuerda Pedro Campos, director del equipo: "Las últimas informaciones de que disponemos sugieren que el barco podría estar listo en alrededor de 15 horas, lo que supondría volver a navegar apenas tres días después de sufrir la vía de agua, un auténtico récord que hay que agradecer a todo el equipo, que vuelve a demostrar su carácter", comentó.

"Retomando la competición mañana, podríamos completar las 2.000 millas que nos faltan hasta Río de Janeiro en menos de una semana, sumando dos nuevos importantes puntos a nuestro casillero. La próxima regata es la costera del 25 de marzo en Río de Janeiro, por lo que todavía tendremos tiempo para poner a punto el barco y buscar una nueva victoria", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies