España gana (12-33) a la República Checa en la clasificación para el Mundial de 2007

 

España gana (12-33) a la República Checa en la clasificación para el Mundial de 2007

Actualizado 16/09/2006 21:34:12 CET

PRAGA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La selección española de rugby logró una importante victoria a domicilio, por 12-33, ante la República Checa en el encuentro de ida de la cuarta fase de clasificación para el Campeonato del Mundo de Francia de 2007, disputado en Praga.

Con este resultado, España afrontará con 21 puntos de ventaja el encuentro de vuelta en Madrid el próximo 30 de septiembre en el Campo Central de la Ciudad Universitaria (16:30 horas).

El conjunto español salió muy concentrado al terreno de juego y aguantó el empuje inicial del equipo checo, que buscó una anotación rápida para intentar poner nerviosos a los jugadores españoles. Sin embargo, fue España la que dio el primer golpe con un de golpe de castigo que transformó Esteban Roqué, muy efectivo a lo largo de todo el encuentro.

España, que se fue 0-13 al descanso, fue tomando el control del partido con el paso de los minutos provocando errores en la zaga local que se fue encerrando en su campo, lo que aprovechó el XV del León para anotar el primer ensayo del partido por medio de Alfonso Mata.

Al inicio de la segunda mitad Pablo Feijóo logró el segundo ensayo. El entrenador checo comenzó a realizar cambios en el equipo que ayudaron a mejorar su juego consiguiendo su primer ensayo mediante una jugada de su delantera que anotó Skall.

La respuesta española no se hizo esperar y Esteban Roqué, muy seguro en los lanzamientos a palos, anotó dos golpes de castigo casi consecutivos chutados a palos.

El conjunto checo, animado por su afición, obtuvo recompensa en una larga jugada que finalmente logró el ensayo por medio del ala Jursik (12-26), lo que parecía la reacción del equipo local para intentar remontar el marcador.

Pero España golpeó de nuevo a los pocos minutos con una buena jugada personal del ala hispano-francés Rafael Álvarez que tras patear, recogió el balón y dribló a dos defensores para anotar casi bajo palos, dejando fácil la transformación posterior de Roqué.

Con 12-33 en el marcador, los últimos minutos fueron de ataque checo que no pudo sobrepasar a la sobria defensa española que demostró que pese a tener menos kilos, el buen juego y la táctica pueden con la fuerza.

El vencedor de esta eliminatoria pasará a la quinta ronda, donde se tendrá que enfrentar a Rumanía, campeón de Europa, y Georgia, subcampeón de Europa, por un puesto directo en el próximo Campeonato del Mundo o luchar por la segunda plaza, que clasifica para la repesca, para alcanzar el segundo Mundial de España tras el de Gales en 1999.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies