Los Steelers vencen a los Seahawks en la Super Bowl

Actualizado 06/02/2006 12:55:20 CET

DETROIT, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Pittsburgh Steelers se proclamó brillante campeón de la edición 40 de la Super Bowl al vencer por 21-10 a unos desacertados Seattle Seahawks en la gran final del fútbol americano celebrada en el Ford Field de Detroit.

Los Halcones Marinos tuvieron muchas oportunidades de haberse puesto por delante en el partido y haber afianzado sus posibilidades de convertirse en ganadores por primera vez en su historia, pero cometieron muchos errores.

Seattle falló dos intentos de 'field goal', Jeremy Stevens no fue capaz de coger dos balones lanzados por Matt Hasselbeck, Shaun Alexander, mejor jugador de la temporada, no apareció en la zona decisiva, y su 'quarterback' perdió la batalla ante Ben Roethlisberger, tampoco demasiado brillante. Todo esto, más una controvertida decisión arbitral en el primer ensayo de Pittsburgh, ayudó a que los Steelers levantasen al final el trofeo.

Aún así, los de Mike Holmgren pudieron dar un susto a su rival.

Con 14-10 en el último cuarto, tenían posesión y grandes posibilidades de realizar un decisivo 'touchdown' que les habría puesto por delante, pero Hasselbeck estuvo horrible y su pase fue interceptado.

Los Steelers no perdonaron. El receptor Antwaan Randle El recibió el balón de Willi Parker y lanzó un gran pase para que Hine Ward, nombrado 'MVP' de la Super Bowl, completase 43 yardas para marcar un nuevo 'touchdown' y asegurar el trofeo.

La alegría se desbordó con el final. Pittsburgh alcanzaba su quinto entorchado en la historia y se unía a San Francisco 49ers. y Dallas Cowboys, y todo ello de modo histórico, puesto que partían con el peor bagaje tras la temporada regular en la Conferencia Americana y se presentaron en el Ford Fiel tras vencer en tres partidos a domicilio en los 'play-offs'.

El duelo no fue demasiado espectacular y ni Alexander y Jerome Bettis, los dos hombres a seguir fueron decisivos, aunque el segundo tuvo la felicidad de poner el broche de oro a su carrera y en casa.

Las defensas y los fallos se impusieron a los ataques, pero un 'field goal' de Josh Brown dio la primera y única ventaja a los campeones de la Conferencia Nacional (0-3).

En el segundo periodo, más de lo mismo, hasta que surgió Roethlisberger y la polémica. El 'quarterback' más joven en ganar una Super Bowl, con 23 años y superando a Dan Marino, tampoco fue decisivo, pero antes del descanso anotó el primer 'touchdown', que tuvo que ser revisado por el colegiado Bill Leavy en repeticiones instantáneas por televisión, y finalmente dio por buena la jugada pese a que los Seahawks protestaban que el jugador no tenía los dos pies en la zona.

Sin embargo, Roethlisberger compensó este acierto con un grave error que devolvió las esperanzas a los Seahawks, hundidos cuando tras la parafernalia habitual del descanso, con los Rolling Stones incluidos, salieron dormidos y Willi Parker puso una distancia casi definitiva (14-3).

Entonces, el 'quarterback' de los Steelers realizó un mal pase que fue interceptado por Kelly Herndon que corrió 76 yardas y permitió posteriormente a Hasselbeck conectar con Jerramy Stevens que puso la emoción necesaria (14-10) tras la conversión de Josh Brown, pero Hasselbeck le devolvió el favor en el cuarto periodo a su rival y todo se acabó para Seattle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies