Baloncesto, la palabra de moda de 2006

Actualizado 28/12/2006 15:10:36 CET

Pau Gasol, MVP del Mundial, sin jugar la final, y primer español en participar en el 'All Star' de la NBA

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La selección española de baloncesto y la conquista del título mundial en Japón acapararon todo el protagonismo deportivo nacional del año 2006, 'eclipsando' los muchos éxitos del deporte español, nuevamente liderado por nombres como Fernando Alonso y Rafa Nadal.

El 3 de septiembre aparecerá para siempre en los anales de la historia del baloncesto nacional. El combinado español, liderado por los 'juniors de oro' y con una de las mejores generaciones que ha dado el deporte de la canasta, superaba cualquiera de las metas de antaño (la plata de Los Angeles'84) y culminaba ante Grecia, la actual campeona de Europa, una actuación para el recuerdo.

España vivió su día de gloria al arrollar por un contundente 70-47 a los griegos. Lo hizo sin su estrella, Pau Gasol, lesionado en el tramo final del dramático partido de semifinales ante Argentina, y con una demostración de carácter y de equipo, premisa llevada al máximo por 'Pepu' Hernández, 'arquitecto' del oro.

La selección llegó invicta a la gran final, y lo hizo después de unos tensos 22 segundos finales ante la campeona olímpica. En ese espacio, un tiro libre de Calderón y una agónica defensa que acabó con el triple fallado por Andrés Nocioni significaron la entrada en la historia.

Un país volcado vibró aquel día como sólo se recordaba con algún éxito futbolístico a nivel de clubes y vivió con incertidumbre la participación de Gasol ante Grecia. Al final, el de Sant Boi no pudo estar, pero todos los demás le sustituyeron para alzarse con el título de un modo brillante.

El catalán se llevó el premio de 'MVP' sin haber disputado la final del Mundial y de entre todas las alabanzas que recayeron sobre 'Pepu' y compañía, la selección fue galardonada, casi de urgencia, con el Príncipe de Asturias de los Deportes, no sólo por el histórico título, sino por los valores mostrados por los jugadores y cuerpo técnico.

Días antes, en un recibimiento espectacular en Madrid, el técnico madrileño, que perdió en la víspera de la final a su padre, lo dejó claro: "Espero escuchar más ahora una palabra que para mí y para todos es muy importante: Ba-lon-ces-to".

Una generación cuajada de calidad y con un técnico como 'Pepu' Hernández, más psicólogo y amigo que entrenador, son las bases en las que se cimenta una selección, en la que se reúnen varios 'amigos' para jugar sus pachangas o disfrutar de la 'pocha' en sus habitaciones.

Una selección que está llamada a conseguir la triple corona, tras el oro mundial, el siguiente objetivo es el cetro continental, por el que lucharán en 'casa' el próximo año, pero con la mente también puesta en 2008, y sacarse la 'espinita' de Atenas en los Juegos de Pekín.

Mención especial también para el buen Mundial realizado por la selección femenina en Brasil, que rozó las semifinales de la competición, pero la mala suerte las llevó a terminar en el octavo puesto de la cita mundialista, donde Australia se coronó como la mejor del mundo.

TRIUNFOS EN CATEGORIAS INFERIORES Y DESEMBARCO EN LA NBA.

Y como líder natural de España, un Pau Gasol, que vive sus mejores momentos deportivos. Un año que no olvidará el de Sant Boi, que ha entrado por la puerta grande en la historia del 'basket' nacional, ya que antes de liderar a España en Japón, consiguió estar en el 'All Star' de la NBA, donde una inoportuna gripe estuvo a punto de estropear su estreno con los mejores del mundo.

El pívot de Memphis, además, está más acompañado este año en la NBA. Abrió camino hace unos años a jugadores españoles como a José Manuel Calderón o Raúl López, pero este año ha supuesto el desembarco de Jorge Garbajosa, uno de los mejores 'novatos' de la competición, y de Sergio Rodríguez, que hicieron las maletas tras el Mundial para saltar el charco y presentarse en Estados Unidos.

No sólo brilló este año la selección absoluta en Japón. La 'fábrica' española siguió engrasando su maquinaria y los jóvenes valores nacionales mostraron su calidad en las diferentes citas en las que participaron.

Así, Ricky Rubio, MVP del torneo, mostró su clase y calidad para liderar a la sub-16 a proclamarse campeona de Europa cadete, tras realizar una gran final en la que firmó 51 puntos, 24 rebotes, 12 asistencias, 7 robos y 13 faltas recibidas.

Cuatro fueron los metales logrados por la cantera española este año. Al oro de los chicos de la sub-16, se les unió el logrado por las niñas en cadete que también se coronaron como campeonas de Europa, al igual que el equipo femenino sub-18 que alcanzó el escalón más alto del podio, mientras que los chicos en esta categoría lograron el bronce en el Eurobasket.

UNICAJA Y LA 'PENYA', CAMPEONES.

Fue el año de las sorpresas y revelaciones. En la Liga ACB, los 'grandes' de siempre, Winterthur FC Barcelona y Real Madrid, no figuraban en la final de una competición, donde equipos, con grandes aficiones, ocuparon sus lugares, siendo Unicaja Málaga y Tau Cerámica los encargados de medirse en unos 'play-offs' que tuvieron claro saber andaluz.

El Tau Cerámica, que no se fue de vacío esta temporada tras lograr en Madrid la Copa del Rey, no pudo con los de Sergio Scariolo, que ganaron más fácil de lo imaginado su primer título nacional, ya que por la vía rápida (3-0) alzaron el título de la ACB para fiesta de toda su animada afición.

En Europa, el baloncesto español también brilló. Las esperanzas estaban puestas en la 'final four' de la Euroliga, donde Tau Cerámica y Winterthur FC Barcelona eran las bazas nacionales ante el CSKA de Moscú, que se llevó finalmente el título en Praga, y Maccabi de Tel Aviv.

Sin embargo, los clubes españoles no tuvieron la suerte de su lado y se vivió un duelo entre ellos, pero no el deseado de la final, sino en busca de la tercera plaza, que fue para el cuadro vitoriano.

La alegría en el 'Viejo Continente' llegó de la mano del DKV Joventut, con Rudy Fernández y Ricky Rubio, parte del futuro del baloncesto español. La 'Penya' volvía así a levantar un título europeo 12 años después y por cuarta vez en su historia, tras vencer con autoridad en la final de la Fibacup al Khimki ruso por 63-88.

Un título, que ponía un broche de oro a la celebración del 75 aniversario de una de las canteras más importantes del baloncesto español, y donde Rudy Fernández subió un escalón más hacia la NBA, al convertirse en el 'MVP' de la final.

Alberto Contador

Alberto Contador

Doble ganador del Giro y Tour y triple vencedor de La Vuelta

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies