Xabi Fernández: "Tenemos el barco más completo"

Actualizado 07/02/2012 14:30:00 CET
Xabi Fernández
Foto: DIEGO FRUCTUOSO TEAM TELEFONICA / VOR

"Tenemos un navegante (Cape) que es muy bueno y está inspirado y con Iker Martínez hacen un tándem que toma las decisiones acertadas"  

   MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -  

   El 'trimmer' vasco del 'Telefónica', Xabi Fernández, se ha mostrado encantado por mantener el liderato de la general de la 'Volvo Ocean Race', vuelta al mundo a vela con escalas, después de ganar la tercera etapa larga de la regata oceánica, que terminaba en el puerto chino de Sanya.

   "Creo que la cosa está yendo bien y la clave es la preparación que hemos hecho. Se ha dicho mil veces que ganar no, pero la VOR se puede perder el día de la salida, puedes perder la regata antes de empezar. Estoy seguro de que no cambiaría nuestro barco a ninguno y creo que tenemos el barco más completo", reconoció el regatista español, después de una dura tercera etapa.

   Respecto a cómo está viendo la actuación del 'ESP-1', Xabi Fernández confiesa que parte del buen momento se debe a que cuentan con "una tripulación entrenada que conoce el barco muy bien, además de un navegante (Andrew Cape) que es muy bueno y está inspirado y con Iker hacen un tándem que toma las decisiones acertadas, hacen una valoración de riesgos importante".

   "Todavía no hemos cometido errores y eso hace que estemos ahí arriba. ¿Qué los cometeremos? Seguro que sí. ¿Se complicará la cosa? Seguro que también, pero espero que esta ventana de puntos que estamos cogiendo sirva en un futuro", confió de cara mantener el liderato de la general al final de esta VOR.

   Cuestionado por las decisiones tácticas que han tenido que tomar tras los incidentes en el inicio de la etapa, Xabi lo tiene claro. "Nos hubiésemos ido con la flota seguro. Creo que es un poco la forma de navegar que tenemos con Iker y 'Capey'. El tema no está en hacer el loco e irte por mucho que corra tu barco, lo suyo es ir con todos y en detalles pequeños poder coger un poco para la saca", advirtió.

   Por eso, no oculta que la tripulación está encantada con su barco. "Está claro que hubiésemos hecho el mismo, ¡ahora qué te voy a decir! Habríamos escogido el mismo diseño, diseñador y hubiésemos hecho el mismo trabajo. La preparación, mejor de la que hemos hecho entre Lanzarote y Sanxenxo, es complicado hacerla. Es obvio que ahora hemos aprendido cosas de los demás y quizás hay cosas de puesta a punto que cambiarían un poquito aunque ahora mismo no sé el qué, pero de los que sí estoy seguro es de que no le cambiaría nuestro barco a ninguno y creo que tenemos el barco más completo", aseguró.

SUPERANDO INCIDENTES Y PASANDO EL CAÓTICO ESTRECHO DE MALACA.

   Una tercera etapa, donde la tripulación del 'Telefónica' tuvo que hacer frente desde el primer día la rotura del Código 0 de su barco. "Se torció muy pronto, a las cuatro horas de salir cuando tuvimos el problema de la vela, que se rompió el puño de la amura de la vela lo cual hizo que se rompiera a su vez el tensor del botalón", recordó.

   "Una cosa sí sabíamos: sin botalón, obviamente todavía no habríamos llegado o estaríamos llegando. Era bastante complicado hacer la reparación del tensor y ahí ya empezó el estrés. Llegando al estrecho de Malaca, sabiendo que es un punto tan difícil, pues otra vez nerviosismo y siempre mucho miedo de que te pudieras quedar tirado y te pasen todos por el lado y luego ya tienes la regata cuesta arriba", relató.

   Así, sobre lo que les esperaba en Malaca, Xabi Fernández afirma que "fue muy estresante". "Cuando ya pensábamos que el final, de ceñida, podía ser relativamente tranquilo, empezó el viento a no cumplir el parte y otra vez, entre 'Groupama', que apretaba, y la preocupación por no tener ningún problema -desde quedarse en una red de pescadores a romper algo-, pues la verdad es que hasta cruzar la línea de meta no nos relajamos", confesó.

   "La historia te sirve para no cometer los errores que cometiste anteriormente, pero 'Capey' tiene muy claro que lo que pasó hace tres o cuatro años ahora no tiene por qué ser igual. El estrecho de Malaca es un sitio en el que hay muy poco viento y te encuentras de todo: tormentas, tornados a cinco millas. Muchas veces, tanto aquí como en la vela olímpica, cuando no sabes muy bien qué hacer tienes que vivir el momento y el momento era que había un buen viento y role para trasluchar y así lo hicimos, siempre teniendo un ojo en los de atrás", explicó, sobre cómo hicieron frente a esos momentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies