Dueñas admite que España estuvo "desacertada en todas las facetas" e insta a "corregir errores"

 

Dueñas admite que España estuvo "desacertada en todas las facetas" e insta a "corregir errores"

Jorge Dueñas
EUROPA PRESS
Actualizado 28/07/2012 17:11:23 CET

LONDRES, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El seleccionador español del balonmano femenino, Jorge Dueñas, reconoció este sábado que el equipo estuvo "desacertado en todas las facetas" durante su debut en los Juegos Olímpicos de Londres, en el que perdieron contra Corea del Sur por 31 a 27.

En declaraciones en la zona mixta, Dueñas consideró que el principal problema se basó en una dependencia excesiva del pivote que llevó a las jugadoras a "abusar" del pase a éste y, como resultado, a "obsesionarse". En consecuencia, encontró al conjunto "muy estático, sin movimiento previo a la recepción". "Todo esto lo ha hecho más complicado", admitió.

Frente a las expectativas generadas por las autodenominadas 'Guerreras olímpicas', que aspiran a dar a España la primera medalla para el balonmano femenino en unos Juegos, el entrenador consideró que el combinado había sufrido este sábado en ataque y que la defensa, una de sus bazas fundamentales, falló a la hora de "entorpecer el juego de las rivales".

A estos condicionantes se unió el factor mental, puesto que las jugadoras estuvieron por debajo en el marcador durante todo el partido, lo que provocó una "ansiedad" que les impidió "jugar de cara". Sin embargo, ratificó que el elemento principal que afectó desde el inicio había sido "querer jugar excesivamente con el pivote", lo que dejó al conjunto "muy a rebote" y permitió a las surcoreanas "jugar tan cómodas" como lo hicieron.

"PASAR PÁGINA".

Una de las sorpresas del partido para Dueñas fue la zurda Eun Hee Ryu, que con nueve tantos se convirtió en la más letal, gracias a los desequilibrios provocados con lanzamientos exteriores que llevaron a que la defensa española se abriese.

No obstante, el seleccionador apeló a "pasar página", puesto que, pese a la derrota, el de este sábado representa sólo el primer partido y restan otros cuatro, contra rivales poderosas como Noruega, la campeona del Mundo, de Europa y de las Olimpiadas de Pekín; o Francia, la subcampeona mundial.

GRUPO "MUY DIFÍCIL".

Se trata de las integrantes, junto a Dinamarca, Suecia y las contendientes de este sábado, de un grupo B "muy difícil", del que Dueñas destacó que todos los equipos "están a un alto nivel", tanto que dudó de que "haya alguno que pueda ganar todos los partidos". "Todos tendrán alguna derrota", pronosticó el seleccionador en una rueda de prensa posterior, en la que instó, en consecuencia, a "corregir errores y que no baje el ánimo", ya que España "no está fuera", puesto que se clasifican cuatro de cada grupo.

Por su parte, la propia jugadora Begoña Fernández reconoció que los nervios habían jugado un papel. "(La derrota) No era lo que esperábamos, pero éramos conscientes de que podía pasar", declaró, puesto que "los primeros partidos de cualquier campeonato suelen ser raros". "Pecas de excesivos nervios y eso es lo que ha pasado", admitió.

Fernández explicó que en el encuentro ante Corea del Sur, a las que habían derrotado en el Mundial de 2011 en el que se hicieron con el bronce, el conjunto español no ha estado "a su nivel, ni en ataque, ni en defensa". "Y a lo largo del partido no hemos estado al que teníamos que estar", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies