El británico Clarke se adjudica el oro en K-1 aguas bravas

Publicado 10/08/2016 22:08:56CET

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El palista británico Joseph Clarke se adjudicó este miércoles la medalla de oro en la modalidad de K-1 del piragüismo en aguas bravas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en una ajustada final donde los tres medallistas estuvieron muy cerca.

Clarke, que partía el antepenúltimo en la final, se llevó el metal más preciado después de firmar una bajada muy sólida en 88.53 segundos, que no pudo ser superada ni por el esloveno Peter Kauzer ni por el checo Jakub Grigar, los dos últimos en salir.

Así, el británico, de 23 años, aventajó en 17 centésimas al veterano Kauzer, que se llevó la plata, y en casi medio segundo al checo Jiri Prskavec, medalla de bronce, mientras que Grigar perdió sus opciones en el tramo final de su bajada.