Carolina Marín: "He llorado en algún entrenamiento de lo duro que ha sido"

Carolina Marín
ALBERTO MONTENEGRO
Actualizado 08/08/2016 21:37:34 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La española Carolina Marín cuenta las horas para su estreno el próximo 11 de agosto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde no firma "otra medalla que no sea el oro", una cita brasileña a la que llega en su "mejor estado de forma" después de los entrenamientos más duros de su carrera.

"Cada vez que me he despertado he pensado en la medalla, sería imposible aguantar dos meses de entrenamientos muy duros, los más duros de mi vida, sin este objetivo. He llorado en algún entrenamiento de lo duro que ha sido. Estoy en el mejor estado de forma y no firmo otra medalla que no sea el oro", apuntó en declaraciones que recoge la web del Comité Olímpico Español (COE).

La vigente campeona del mundo y de Europa se mostró contenta además con los rivales de la primera fase. "Tengo buenas sensaciones y estoy con ganas de que esto empiece ya. Ya hemos entrenado en el pabellón principal y me va bien. También estoy muy contenta con el grupo que me ha tocado, aunque hay algún partido difícil", afirmó.

"Son dos europeas y me enfrenté a ellas en el último Europeo. Tengo que sacar alegría, fuerza y lo mejor de mí misma. Me espero a mis rivales al 200% y yo tengo que salir del 200% al 500%", añadió una Marín contenta ya por el eco en España que ha logrado el bádminton.

Para la onubense supone una victoria la difusión de su deporte. "Me siento mucho más arropada por todo el mundo, tanto por los medios como por los deportistas, porque al final soy una más del equipo español. Para mí es un orgullo que habléis más de bádminton. En Londres erais solamente tres, y ojalá que haya muchos más para que se dé mucha difusión", destacó.

Tanto el deporte del volante y la raqueta como la propia Marín han cambiado. "Soy diferente, que ha cambiado en muchos aspectos físicamente y mentalmente, y por eso puedo asegurar que estoy en mi mejor estado de forma. El bádminton está dominado por asiáticos, pero a día de hoy esto está cambiando. Yo he dado el paso de romper esa muralla china que hace tiempo que no se rompía", finalizó.