El jefe de la delegación italiana, convencido de que Andrea Baldini es "víctima de un complot"

Actualizado 09/08/2008 0:21:42 CET

PEKÍN, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Andrea Cipressa, jefe de la delegación italiana de esgrima enviada a los Juegos Olímpicos de Pekín, exculpó de cualquier intento de dopaje al tirador Andrea Baldini, número uno del mundo y expulsado de la cita olímpica, a quien consideró que "es víctima de un complot".

"Estamos convencidos de la buena fe del chico y personalmente creo en su inocencia. Estoy convencido de que alguien le metió ese producto en su botella porque la cantidad de diurético sin metabolizar encontrado hace pensar en ello. Además, no tiene sentido consumir ciertos productos dos horas antes de una competición, como así demuestran los resultados de las pruebas", explicó Cipressa.

Mañana está prevista una rueda de prensa programada por la Federación Internacional de Esgrima, institución responsable del caso y a la que atacó Cipressa argumentando que "han vetado a Baldini, pero podrían haber vetado a cualquier italiano".

"Para mí, Baldini representa 'lo deportivo' y no me convencerán de su culpabilidad", añadía el jefe de la delegación italiana, convencido de que "ha sido víctima de un complot". "Sólo si él me asegura haberse dopado lo creeré. Repito, quizás alguno quería fuera a todos el equipo italiano", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies