JJ.OO/Londres.- Siete portadores compartieron el último relevo de la antorcha olímpica

 

JJ.OO/Londres.- Siete portadores compartieron el último relevo de la antorcha olímpica

Siete portadores compartieron el último relevo de la antorcha olímpica
REUTERS
Actualizado 28/07/2012 4:25:54 CET

Sir Steve Redgrave, con cinco oros en Juegos, entregó el fuego a los relevistas que prendieron una estructura metálica en el centro del Estadio Olímpico 8.000 personas portaron la llama durante 77 días desde que fue alumbrada en el Templo de Hera de Olimpia

LONDRES, 28 Jul. (del enviado especial de EUROPA PRESS, Gaspar Díez) -

Sir Steve Redgrave, ganador de cinco medallas de oro en cinco Juegos consecutivos, desde Los Ángeles'84 hasta Sydney 2000, fue el penúltimo portador de la antorcha olímpica en la ceremonia de inauguración de los XXX Juegos Olímpicos de Londres, celebrada este viernes, ya que el mítico remero entregó la llama sagrada a otros 7 relevistas que prendieron una estructura metálica que se elevó sobre el centro del Estadio Olímpico.

Londres quiso ser original hasta en el relevo de la antorcha, ya que Steve Redgrave tomó el fuego del futbolista David Beckham, que lo condujo hasta las puertas del estadio en una lancha, los dos favoritos en los pronósticos para disfrutar del honor de llevar el fuego sagrado al pebetero que permanecerá encendido hasta el próximo 12 de agosto en el estadio.

Pero no fue ninguno de ellos, y el honor recayó en 7 relevistas elegidos por los que deberían haber hecho el relevo, todos ellos campeones olímpicos, en un homenaje a todos los campeones olímpicos británicos de los Juegos de verano e invierno.

La antorcha olímpica puso así fin a su viaje después de dos meses y medio de recorrido, en los que ha pasado por las manos de 8.000 portadores, 12 de ellos españoles, y de haber viajado 12.900 kilómetros por tierra, mar y aire.

El camino de la llama olímpica, que comenzó como siempre tras ser encendida en el Templo de Hera en Olimpia, Grecia, el pasado 10 de mayo, llegó a su fin después de 77 días de viaje, en los que ha cruzado de extremo a extremo el país británico tras un pequeño 'tour' de una semana por el país heleno.

La antorcha arrancó su viaje el pasado 10 de mayo y después de pasar una semana viajando por Grecia, el futbolista del Los Ángeles Galaxy David Beckham la recogió para llevarla en avión hasta Sennen, donde comenzó su recorrido por Inglaterra.

El exfutbolista del Manchester United y del Real Madrid no fue el único gran deportista que ha portado la antorcha, ya que el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton también tuvo el honor de recorrer 300 metros con la llama olímpica entre sus manos.

La antorcha puso el broche de oro a su viaje, antes de entrar por las puertas del Estadio Olímpico, el día antes de la ceremonia inaugural, el 26 de julio, cuando visitó el Buckingham Palace, residencia Real, donde fue recibida por la Reina de Inglaterra, Isabel II. Ese mismo día también pasó por el número 10 de Downing Street, hogar del primer ministro británico, para estar con David Cameron.

Pero no ha sido todo un camino de rosas el que ha seguido la llama para llegar hasta Londres. A los tres días de aterrizar en Reino Unido, y víctima del mal clima, se apagó cuando la portaba el atleta paralímpico David Follet y posteriormente la encendieron miembros de la organización.

La antorcha, diseñada por Barber Osgerby, cuenta con una forma triangular, fabricada en aluminio y pintada en dorado. Lo que más llama la atención son los 8.000 agujeros trazados a lo largo de sus 80 centímetros de altura, que representan los 8.000 portadores que se encargaron de llevar la llama hasta Londres. Además, también cuenta con el logo de los Juegos, que también en color dorado, encabeza la parte frontal de la antorcha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies