La australiana Freney y el brasileño Dias, reyes de Londres

Daniel Dias
REUTERS
Actualizado 09/09/2012 21:56:25 CET

Storey, Jacobsson, Stutzman, Vergeer, Pistorius, Peacock o Weir, otros nombres internacionales destacados

LONDRES, 9 Sep. (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro) -

Los nadadores Jacqueline Freney y Daniel Dias se consagraron como la reina y el rey de los XIV Juegos Paralímpicos, que acogió Londres del 29 de agosto al 9 de septiembre, al ser los deportistas que más oros consiguieron, aunque hubo otros que destacaron por otros méritos.

Así, la australiana, de 20 años y que tenía tres bronces de Pekín, dominó todas las pruebas de la clase S7 que nadó en el Centro Acuático, acumulando un total de ocho metales dorados, seis individuales y dos en relevos; mientras que el brasileño alargó su exhibición de 2008, bajando el número de metales de nueve a seis, pero todos ellos de oro.

Como es habitual, la piscina, por su cantidad de pruebas, fue la que más múltiple medallistas dejó, con otro australiano Matthew Cowdrey acumulando ocho (cinco oros, dos platas y un bronce), o la ucraniana Oxana Savchenko, que también sumó únicamente oros.

Cerca del Centro Acuático, en el Estadio Olímpico, también hubo gran número de estrellas que brillaron, aunque entre ellas destacó de sobremanera la del británico David Weir, capaz de proclamarse tetracampeón paralímpico, dominando mediofondo (800 y 1.500), fondo (5.000) y maratón.

Menos brillo tuvo una de las habituales grandes atracciones de estas citas, el sudafricano Oscar Pistorius, que sólo ganó dos oros, a nivel individual únicamente el de los 400 metros lisos. En los 200, lo perdió en el último suspiro con el brasileño Cardoso Oliveria, quejándose de la supuesta ilegalidad de la prótesis del sudamericano, y en los 100, una prueba donde tiene más problemas, fue cuarto en una carrera de muchísimo nivel y donde los focos fueron para el local Joannie Peacock.

En otro de los deportes con más solera de los Juegos, el ciclismo, por encima de todos sobresalió Sarah Storey, ganadora de cuatro medallas de oro, los 500 metros y la persecución en el Velódromo, y las dos de la carretera en Brands Hatch, para atesorar ya un total de 22, la más laureada del país, e igualando en oros (11) a mitos como la baronesa Tanni Grey-Thompson o Dave Roberts. Además, su marido, Barney, también aportó a los éxitos como piloto de Neil Fachie, con un oro y una plata en las pruebas de pista.

Además, Londres dejó al tirador sueco Jonas Jacobsson como el deportista paralímpico masculino con más oros de la historia, con un total de 17, y en los deportes de precisión, pese a no ganar el metal dorado, emergió la figura de Matt Stutzman, un arquero privado de brazos, que tensaba la cuerda con la boca y colocaba la flecha entre los dedos de los pies.

Finalmente, la holandesa Esther Vergeer no se bajó del carro triunfal en el que lleva desde el año 2003, fecha desde la cual no ha perdido ningún partido, y se llevó el oro en el tenis individual, el cuarto desde Sydney 2000, y también en la modalidad de dobles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies