Javier Illana: "Sólo tengo un sueño: ser campeón olímpico"

Actualizado 16/08/2008 18:08:35 CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Javier Illana, el representante español en la disciplina de saltos en los Juegos Olímpicos de Pekín, se mostró confiado en poder alcanzar la final en la capital china -lo que sería un hito importante-- y reconoció que su único sueño por el momento es "ser campeón olímpico".

Illana, un valiente que dedica ocho horas diarias a entrenarse en una céntrica piscina de Madrid, viajó a China "con más nervios" que cuando fue a Atenas en 2004. "Allí en mis primeros Juegos no sabía lo que me iba a encontrar".

Pero el día de la competición será otra cosa. "En ese momento estaré más relajado y el hecho de haber ido ya a unos Juegos te da ese plus de experiencia porque sabes lo que hay fuera, algo que muchas veces te despista un poco. No sabes si es una fiesta o una competición, y al final te das cuenta que son las dos cosas", indicó el joven de 22 años que vive en la localidad de Leganés.

Y es que Illana, que lleva desde pequeño entregándose al trampolín, llega a Pekín mucho más maduro y habiendo firmado algunos resultados que abren la puerta de la esperanza a que España pueda conseguir algo importante en un deporte que siempre ha sido cosa de rusos, chinos o estadounidenses.

Illana, que firmó un alentador tercer puesto en el Gran Prix de Roma hace tan sólo un mes, sueña con alcanzar lo más alto. "Este año puedo pensar en la final olímpica, y no como en Atenas que estaba un poco a ver qué pasaba. Pero estoy seguro de que puedo llegar a la final y ahí ya meterme entre los ocho primeros para conseguir el diploma olímpico", admitió.

Y es que hablar de una medalla "es complicado porque esto de los saltos es una lotería". "Si haces uno mal ya te vas a los últimos puestos y es muy difícil recuperarte. Además están los chinos, los rusos, los americanos y un canadiense", dijo Illana refiriéndose a Xinghua Zhang, Shin Xin Li o Gregory Louganis, algunos de los favoritos para subirse al podio.

Pero el español, que aseguró llevarse muy bien con los italianos, con quien se irá de vacaciones a una isla después de los Juegos, prefiere no mirar a sus rivales y que sean ellos los que se fijen en él. Illana destaca al ruso Dmitri Sautin, y se maravilla con el británico de 14 años Tom Daley, quien "podría ser campeón perfectamente porque es un prodigio".

EL TRABAJO PSICOLÓGICO NO SE DESCUIDA.

No obstante, el ejecutar un entrenamiento medido, donde la exigencia y la profesionalidad es el patrón a seguir, no es óbice para que Javier Illana se olvide del aspecto psicológico, donde su entrenador, Manuel Gandarias, trabaja concienzudamente. "Días como éste que te entrenas completamente solo --porque es verano-- es muy duro", sentenció.

Además, este madrileño, un enamorado de las motos y de la música electrónica, reconoció el trabajo de su técnico. "Siempre nos apoya y nos está corrigiendo para mejorar. Pero no sólo nos dice que nos pongamos aquí y allá, sino que va hasta el final. Me dice que soy el mejor y que lo voy a conseguir", dijo Illana.

Gandarias, que pasea cabizbajo por las madrileñas piscinas del Mundial 86 antes del entreno con Javier, explicó más o menos lo mismo que el saltador. "Ahora ya queda muy poco. Limamos asperezas y tratamos de buscar la perfección, el salto exacto", indicó el entrenador de Illana, que afronta sus terceros Juegos como responsable de los pupilos nacionales, donde también contará con la canaria Jennifer Benítez.

Respecto a la planificación de los entrenamientos, Illana manifestó que cambian algunas cosas los años que hay Juegos Olímpicos. "Los entrenamientos son más o menos igual, lo único que cuando hay Juegos siempre metes un poquito más de carga al principio de la temporada. Y según se va acercando la cita te vas descargando y vas un poco más ligero", señaló.

"LA QUE PODRÍA MONTAR COMO CONSIGUIESE UNA MEDALLA"

De todas formas, Illana no quiso imaginarse qué pasaría si consiguiese un metal. "La que podría montar yo como consiguiese una medalla. La que va a montar el resto de la gente no lo sé, seguro que lo celebrarían, pero lo mío sería increíble", comentó.

"Lo cierto es que sí que se conseguirían cosas como por ejemplo la mayor promoción de este deporte o el incremento de ayudas para los menos profesionales. Pasa con los sponsors que se van todos a los deportes mayoritarios. Yo no tengo ni uno", aseveró el saltador español.

Por último, Illana admitió que en su localidad de residencia, Leganés, cuenta con el apoyo del alcalde "cada dos por tres". "Me llama mucho para saber cómo estoy y cómo voy a llegar a los Juegos", agregó. Rafael Gómez Montoya está volcado con el campeón de saltos. "Hablo con él para saber cómo se encuentra. Lo hará fenomenal en Pekín", añadió el edil.

Javier Tebas

Javier Tebas

Presidente de LaLiga

14/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies