El judo español busca en Río la gloria perdida en 16 años

Sugoi Uriarte
REUTERS
Actualizado 30/07/2016 18:33:09 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El equipo olímpico español de judo aterriza en los Juegos de Río de Janeiro 2016 con cinco representantes que tratarán de recuperar la gloria perdida, después de la sequía de medallas en las tres últimas citas en un deporte que dio en el pasado grandes alegrías a España.

La mezcla de reto y obligación la afrontan Sugoi Uriarte, en la categoría de -66 kg, Francisco Garrigos (-60 kg), María Bernabéu (-70 kg), Julia Figueroa (-48 kg) y Laura Gómez (-52 kg), un efectivo menos que en las dos últimas citas de Londres y Pekín, y todos debutantes salvo el primero.

El vitoriano tiene clavada la espina de 2012, en su debut olímpico, donde rozó la medalla y encajó el mayor golpe de su carrera. Llegó a la capital inglesa como aspirante al metal, subcampeón del mundo en 2009 y campeón de Europa en 2010, pero una decisión de los jueces le dejó sin el bronce ante el surcoreano Cho Jun-Ho.

Pese a tener cuatro años más, 32, Uriarte llega con la preparación y experiencia necesaria para optar de nuevo al podio olímpico, una oportunidad que piensa pelear más si cabe por ser la última. Junto a él, estará su mujer formando el primer matrimonio español en unos Juegos, una Laura Gómez que también tiene cuentas pendientes de 2012.

La valenciana encajó en este caso el golpe de quedarse fuera de Londres, plaza que se llevó Ana Carrascosa pese a estar empatadas a puntos. En estos cuatro años se ha ganado debutar en una cita olímpica.

En categoría femenina, las opciones de medalla son claras con Julia Figueroa, por ranking y resultados. La número seis del mundo llega lanzada en su preparación, con las medallas de oro y bronce en el Grand Slam de Bakú y el Masters de México. Esta cordobesa de 25 años, no se conforma con otro resultado que no sea el podio.

María Bernabéu llega también en un gran momento a su estreno olímpico, como número ocho del mundo. La salmantina de nacimiento, gallega de adopción, triunfó con el oro en Bakú el pasado mes de mayo, dando continuidad al subcampeonato del mundo que logró en 2015. Savia nueva para la reconquista que busca España, como la del joven Garrigos, de 21 años, un competidor nato con miras altas después de ser campeón del mundo y de Europa júnior.

Cinco bazas para que el judo español vuelva a los podios olímpicos después de 16 años sin ganar una medalla. La delegación de judocas españoles, presentes en las últimas seis ediciones de los Juegos, busca recuperar en 2016 la buena racha que se detuvo en Sydney 2000.
Y es que los oros en Barcelona'92 de Miriam Blasco y Almudena Muñoz marcaron un camino de éxitos que continuaron la plata de Ernesto Pérez Lobo y los bronces de Isabel Fernández y Yolanda Soler en Atlanta 96; y el oro de la propia judoca alicantina en la cita australiana.

FICHA.

--SEDE: Carioca Arena 2.

--FECHAS: Del 6 al 12 de agosto.

--PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA: María Bernabéu (-70 kg), Julia Figueroa (-48 kg), Laura Gómez (-52 kg), Sugoi Uriarte (-66 kg) y Francisco Garrigos (-60 kg).