El director técnico cree que Mireia Belmonte "no ha nadado relajada" y admite que él esperaba podio

 

El director técnico cree que Mireia Belmonte "no ha nadado relajada" y admite que él esperaba podio

Actualizado 29/07/2012 0:57:37 CET

LONDRES, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director técnico del equipo olímpico español de natación, Luis Villanueva, consideró que Mireia Belmonte quedó en último lugar en la final de 400 estilos porque "no ha nadado relajada" y reconoció que "sinceramente creía que podía estar ahí", en referencia al podio que finalmente ha estado ocupado por dos chinas, una de ellas, Shiwen Ye, tras batir el récord mundial en más de un segundo y la norteamericana Elisabeth Beisel, que se llevó la plata.

Villanueva compareció ante los medios de comunicación congregados en la zona mixta, después de que la deportista catalana declinase hablar con la prensa, a pesar de tratarse de su primera final olímpica. El director técnico justificó el disgusto de Belmonte en base a una actuación que, admitió, estuvo "muy mal". "No ha nadado relajada, ha nadado más tensa de lo normal y eso probablemente, debido a la tensión de la final y a no ser capaz de nadar suficientemente relajada" tuvo su influencia, alegó.

No obstante, Villanueva destacó que hubo parte de la carrera en la que el saldo fue mejor incluso que en las semifinales que se disputaron esta la mañana, en las que registró el quinto mejor tiempo, a pesar de que el de la final resultó finalmente casi un segundo superior: "En el primer 50 de espalda ha hecho un poquito más que esta mañana, en el segundo también y a partir de ahí ya ha nadado tensa".

Así, en los segundos 50 metros "no la ha hecho mucho peor que esta mañana, un poquito peor, pero claro, no es lo mismo nada una final que nadar una eliminatoria". La clave de la final estaría, no obstante, en la braza, que llevó a Belmonte a "descolgarse de la carrera". "Con la que ha hecho, era ya imposible remediarlo", apostilló.

CAMBIO DE SUERTE

Aún así, Villanueva confió en que la suerte de la gran baza de la natación española en estos Juegos de Londres cambie, "porque todavía quedan muchas pruebas, quedan más finales, así que esperemos que en alguna se mejore el puesto de hoy", que pese a todo convierte a Belmonte en la cuarta española que se cuela en una final de natación olímpica, si no se incluye a la rusa nacionalizada Nina Zivanevskaia.

En este sentido, recordó que la deportista, que en la final acabó con un tiempo de 4.35.62 segundos, ha registrado niveles hasta más de dos segundos menos "en muchas ocasiones, cuando ha estado muy a gusto, en competiciones menos importantes". "La de hoy para ella es una marca muy floja", reconoció.

Como ejemplo, recordó que 4.33 fue el tiempo que obtuvo en el Campeonato del Mundo del pasado año, lo que hoy le habría garantizado el cuarto puesto, el mismo que ocupó en Shanghái. "Yo pensaba que iba a ser más difícil, pero el podio ha sido con 4.32", admitió Villanueva, quien añadió: "Yo pensaba que podía estar ahí y sinceramente lo creía. Que podría estar por debajo de 4.33 y con esto es con lo que se ha ganado medalla de bronce".

En cuanto a la soberbia actuación del equipo chino, que a priori partía con menos posibilidades, el director técnico español aseguró que con éste "siempre hay una sospecha". "A mí no me gusta sospechar si no hay una base, pero 4.28 una niña que casi no conocíamos, pues sí, qué curioso. Los chinos nos tienen acostumbrados a esto, parece que están dormidos y luego dan sorpresas", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies