Los organizadores aseguran que la piscina de saltos recuperará su color normal

Publicado 10/08/2016 21:26:05CET

RÍO DE JANEIRO, 10 Ago. (Reuters/EP) -

La piscina que acoge la competición de saltos de trampolín en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro regresará a su "clásico" color azul este miércoles por la tarde, según aseguraron los organizadores del evento, que culparon al descenso en los niveles de alcalinidad por la poco atractiva tonalidad verde durante el día anterior.

El agua de la piscina mostró un color verde brillante el martes, desconcertando a los competidores que dijeron que no podían ver a sus compañeros debajo del agua.

El misterioso tono del agua de esta piscina, que contrasta fuertemente con el azul de la cancha de waterpolo que está a su lado, también fue claramente visible en televisión para millones de espectadores en todo el mundo, muchos de los cuales incluso bromearon en las redes sociales con la presencia de algas.

La Federación Internacional de Natación (FINA) culpó del problema a la falta de productos químicos en el sistema de tratamiento del agua. "Como resultado, el nivel de pH del agua estaba fuera del rango normal, generando el cambio de color", dijo el organismo.

Los organizadores dijeron que las pruebas en la piscina de saltos del Parque Acuático María Lenk se llevaron a cabo con regularidad y que la calidad del agua no era una amenaza para la salud de los deportistas.

"Hubo una repentina disminución de la alcalinidad", afirmó el portavoz de los Juegos, Mario Andrada. "Probablemente fallamos en percatarnos de que con más atletas el agua se ve afectada. No hay absolutamente ningún riesgo para nadie. El grupo independiente (encargado de comprobar la calidad del agua) confirmó las medidas para asegurar que la piscina regrese a su color habitual", añadió.

María José Rienda

María José Rienda

Presidenta del Consejo Superior de Deportes

11/10/2018

Patrocinado por