Schooling y Dirado evitan el pleno de oros de Phelps y Hosszu

Phelps felicita a Schooling tras su victoria en los 100 mariposa
REUTERS
Publicado 13/08/2016 4:54:26CET

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El nadador singaporense Joseph Schooling y la estadounidense Maya Dirado fueron dos de los grandes protagonistas de la penúltima jornada de la natación de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al dejar sin un nuevo oro al estadounidense Michael Phelps y a la húngara Katinka Hosszu, respectivamente.

Sin lugar a dudas, la gran sorpresa fue en los 100 metros mariposa masculinos, donde se esperaba que el 'Tiburón' de Baltimore sumase su quinto oro del evento y aumentase ya a 23 su cosecha olímpica, pero Schooling pujó fuerte para dar a su país el primer oro en unos Juegos, dejando al americano, campeón de la prueba desde Atenas 2004, con una plata compartida con los otros dos teóricos favoritos.

Phelps, Chad Le Clos y Laszlo Cseh eran los nombres a seguir en la final, pero al paso por los primeros 50 metros ninguno de ellos estaba en puesto de podio. Sí lideraba ya un Schooling que salió muy fuerte y que supo encontrar fuerzas para aguantar la remontada del deportista olímpico más laureado, que sumó su tercera derrota en una prueba individual tras la de Londres ante Le Clos en los 200 mariposa y en Atenas 2004 por Ian Thorpe y Pietr van de Hoogenband en los 200 libre.

El 'Tiburón' marchaba sexto a falta de los 50 últimos metros. Ahí, mostró su poderío, pero no le dio para alcanzar al singaporense, que mantuvo su ritmo para ser el único capaz de bajar de los 51 segundos y quedarse con el premio mayor con récord olímpico (50.39).

Más de medio segundo más tarde llegó el estadounidense, con Le Clos y Cseh compensando su fallo en los 200 mariposa con una plata 'ex aequo' con el americano, que aún tendrá una oportunidad más de engordar su palmarés este sábado con el relevo 4x100 estilos.

Antes de esta sorpresa, en los 200 metro espalda, Maya Dirado logró que su compatriota Katie Ledecky no quedase por detrás en brillo de la húngara Katinka Hosszu. Estas dos estaban empatadas con tres oros, pero la americana cumplió en los 800 libres, y la magiar no.

Hosszu no pudo unir un nuevo metal dorado a los conseguidos en los 200 y 400 estilos y los 100 espalda por culpa de una Dirado que también se marcha de Río con cuatro preseas, dos oros (100 espalda y relevo 4x200 libre) y una plata (400 estilos) y un bronce (200 estilos), en lo que, con 23 años, serán sus primeros y últimos Juegos ya que se dedicará a su trabajo de consultora.

La húngara parecía tener su cuarto oro al alcance cuando aventajaba a la americana en casi medio segundo a falta de 50 metros, pero se vino abajo y su rival no lo desperdició para arrebatarle la victoria por seis centésimas (2:05.99-2:06.05).

Finalmente, el también estadounidense Anthony Ervin se proclamó nuevo campeón en los 50 metros libres, la prueba reina de la velocidad, 16 años después de lograrlo en Sydney 2000. Con 35 años, nadó incluso más rápido que en la piscina australiana (21.40-21.98), aventajando en una centésima al francés Florent Manaudou, con Nathan Adrian (21.49), bronce.

Javier Tebas

Javier Tebas

Presidente de LaLiga

14/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies