La snowboarder checa Ledecka sorprende para ganar el supergigante y la noruega Björgen agranda su leyenda

Ester Ledecka Marit Bjoergen Björgen PyeongChang
REUTERS
Publicado 17/02/2018 15:58:53CET

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La checa Ester Ledecka, bicampeona mundial de snowboard, dio la sorpresa este sábado en la undécima jornada de competición de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang al ganar la medalla de oro en el supergigante de esquí alpino, a pesar de no haber vencido nunca en la Copa del Mundo, mientras que la noruega Marit Björgen se convirtió en la deportista con más medallas en la historia de los Juegos de Invierno, con 13, al conseguir el metal dorado en la prueba de 4x5 kilómetros de relevos femenino de esquí de fondo.

Ledecka, de 22 años, se impuso contra todo pronóstico en el Jeongseon Alpine Centre al cubrir el recorrido en un tiempo de 1:21.11, una centésima más rápida que la austríaca Anna Veith (1:21.12), que se quedó con la plata, mientras que Tina Weirather dio la primera presea para Liechtenstein al colgarse el bronce. Por su parte, la estadounidense Lindsey Vonn, que no pudo estar en Sochi, sólo pudo ser sexta.

La checa contaba hasta entonces con un vigésimo cuarto puesto en la Copa del Mundo -en la prueba de Bad Kleinkirchheim (Austria) el pasado 13 de enero- como mejor resultado hasta el momento, por lo que el hito de este sábado constituye una de las mayores sorpresas en unos Juegos de Invierno.

En la prueba de trampolín largo, el polaco Kamil Stoch revalidó su título de campeón olímpico después de la decepción en trampolín corto -donde se impuso en Sochi-. El deportista de 30 años lideró un podio en el que le acompañaron el alemán Andreas Wellinger, que suma su segunda presea en PyeongChang tras vencer en el corto, y el noruego Robert Johansson.

Mientras, el japonés Yuzuru Hanyu conseguía su segundo oro consecutivo -tras el logrado en Sochi- en la modalidad de patinaje artístico sobre hielo, al imponerse a su compatriota Shoma Uno y al español Javier Fernández, que se colgaba el bronce y la primera medalla de hielo para su país. Con ello, Hanyu revalidaba el un título, algo que no sucedía desde que lo hiciese el estadounidense Dick Button en 1948 y 1952.

En la prueba de slopestyle de esquí acrobático, la suiza Sarah Höfflin se proclamaba campeona olímpica con una mejor puntuación de 91.20, que le valía para ganar por delante de la también helvética Mathilde Gremaud, mientras que la británica Isabel Atkin completaba el podio.

BJÖRGEN, MEJOR DEPORTISTA DE UNOS JUEGOS DE INVIERNO

Por otra parte, Noruega se impuso en la prueba de 4x5 kilómetros de relevos femenino de esquí de fondo, un resultado que permitió a Marit Björgen convertirse en la deportista con más medallas en los Juegos de Invierno, con 13 -tres en PyeongChang-. Junto a ella compitieron Ingvild Flugstad Oestberg, Astrid Uhrenholdt Jacobsen y Ragnhild Haga, que suma su segunda medalla a la conseguida en 10 kilómetros estilo libre.

El podio lo completaron la plata de Suecia, entre las que destaca una Charlotte Kalla que ya lleva tres preseas en estos Juegos y una Stina Nilsson que acumula dos, y Rusia, que compite bajo bandera olímpica y en la que Yulia Belorukova añadió otra medalla a la lograda en el sprint clásico.

Además, la eslovaca Anastasiya Kuzmina conquistó su tercera medalla en estos Juegos, la primera de oro, en la prueba de 12,5 kilómetros con salida en masa de biatlón. La bielorrusa Darya Domracheva se llevó la presea plateada y la noruega Tiril Eckhoff, la de bronce.

En el Gangneung Ice Arena, el canadiense Samuel Girard consiguió vencer en la prueba de 1.000 metros de patinaje de velocidad, por delante del estadounidense John-Henry Krueger y del surcoreano Yira Seo, mientras que la también surcoreana Minjeong Choi se proclamó campeona en la prueba de 1.500 metros ante la china Jinyu Li y la canadiense Kim Boutin.

Por último, la británica Lizzy Yarnold retuvo el título olímpico de skeleton en el Olympic Sliding Centre al imponerse a la alemana Jacqueline Loelling, plata, y a la también británica Laura Deas, bronce.