Zabell: "Nunca nada será como Barcelona"

Theresa Zabell
EUROPA PRESS
Publicado 02/08/2017 11:02:52CET

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Theresa Zabell reconoce que sólo puede "recordar con cariño" los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, que siempre serán su "momento más especial" después de que en la cita se coronase campeona olímpica junto a Patricia Guerra en la clase 470.

El 3 de agosto de 1992, Zabell y Guerra se colgaron la medalla de oro en la clase, en una competición que no comenzó nada bien para las españolas, favoritas, que sufrieron una descalificación en su primera regata, pero que supieron remontar hasta la victoria final.

"Barcelona sólo se puede recordar con cariño, fueron unos días estupendos, pero más que eso, para mí fue una etapa de mi vida. Me fui a vivir allí en el 86, a preparar los Juegos y acabé viviendo los mejores años de mi vida, toda la transformación de la ciudad, toda la preparación y luego los Juegos en sí, que no solo supusieron los mejores días de mi vida sino un antes y un después del deporte en este país", señaló Zabell a Europa Press.

Por ello, cree que aquellos que compitieron en la cita de 1992 deben sentir "el enorme orgullo de haber contribuido a lo que ahora es el deporte español y de haber logrado algo que ahora está dando unos frutos y que ha supuesto algo maravilloso que mucha gente se pueda beneficiar".

Zabell no recuerda que sintiesen "presión" en la preparación. "Lo que sentimos fue la ilusión de algo grande que se estaba sembrando, que se estaba preparando y que todos estábamos con la expectativa de algo grande que iba a pasar en España", admitió.

"España nunca había preparado algo tan importante como unos Juegos Olímpicos y lo estábamos viviendo con mucha ilusión. Luego cuando llegaron los Juegos sí que te llega de repente es presión, esa responsabilidad", añadió.

Y la doble campeona olímpica reconoció que en su caso y el de su compañero "sí que fue muchísima responsabilidad". "Llegamos siendo campeonas de España, de Europa, del mundo y todos esperaban que ganáramos el oro", remarcó.

Sin embargo, "al principio", se les "torció bastante" y parecía que "no iba a llegar el oro". "Los días de los Juegos fueron de muchísima presión, de muchísima tensión e incluso lo llegamos a pasar realmente mal, pero como al final salió todo bien y te queda buen recuerdo", confesó Zabell.

"Nunca nada será como Barcelona. Barcelona siempre va a ser el momento más especial. Cuando ganamos el oro, recuerdo que al principio fue un poco como decir 'Menos mal que no hemos fallado'. Estás en casa y todo el mundo espera que ganes, ves que tus compañeros están ganando y quieres ganar, darle esa alegría a todos los que han confiado en ti y te han ayudado. En algún momento llegamos a tener esa sensación de decir menos mal que hemos podido estar a las alturas de las expectativas que habíamos creado", apuntó.

Posteriormente, cuando se quitaron "esa presión de encima" fue cuando realmente se dieron cuenta de lo que habían conseguido y empezaron "a disfrutar" del oro. "Con el paso de los días es cuando realmente empiezas a disfrutar de lo que has conseguido", aclaró.

Además, Zabell indicó que "el problema de la vela es que disfrutas muy poco de los demás deportes". "Bajas al puerto olímpico temprano y vuelves a la Villa Olímpica muy tarde por la noche. Es un deporte que te absorbe muchísimo, estás muchas horas en el agua y cuando no, estás preparando el barco", comentó.

Así, "todas esas anécdotas" de otros deportistas y sus encuentros con otros olímpicos de otros países no las tuvieron. "Nosotras ni siquiera volvíamos a la Villa a comer porque nos llevábamos un picnic. Tenemos muy pocas anécdotas de otros deportes y de ir a ver otros deportes porque el nuestro, además, es muy largo, pero creo que eso en sí ya es casi una anécdota", agregó.

De todos modos, todo el equipo de vela, compuesto por "diez clases", eran ya "una piña y un equipo en sí". "Competíamos todo, nos arropábamos, todos nos apoyábamos y lo pasábamos muy bien. Cuando una persona del equipo lo pasaba mal, le arropábamos. Patricia y yo tuvimos un problema con una descalificación el primer día y todos nos arroparon a nosotras. Eso ya hace que vivas las cosas de una manera muy especial", recalcó.

"Para nosotros, Barcelona siempre van a ser los mejores de la historia, por muy buenos que puedan ser otros, aparte de que muchas personas ya lo dicen. Creo que aunque lleguen otros Juegos u otra ciudad a organizar unos estratosféricos, para nosotros siempre van a ser los mejores de la historia, eso no te lo quita nadie", sentenció.

Alberto Contador

Alberto Contador

Doble ganador del Giro y Tour y triple vencedor de La Vuelta

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies