Almagro: "El favorito es Nadal, ¿pero por qué no puede ser el día?"

Nicolás Almagro
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 21:12:22 CET

BARCELONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Nicolás Almagro, número 12 del ranking ATP y cabeza de serie número 4 del Barcelona Open Banc Sabadell-61º Trofeo Conde de Godó, ha asegurado tras ganar a Philipp Kohlschreiber (6-2 y 6-1) en la semifinal que de cara a la final de este domingo, su primera en el torneo, el favorito es Rafa Nadal, vigente campeón y que ha barrido a Milos Raonic, aunque podría ser su día al estar confiado y con ilusión.

"Para ganar a Rafa se tienen que dar un cúmulo de circunstancias, estoy tranquilo y tengo fe en mi tenis, que antes iba y venía. Ahora siempre creo que puedo conseguir la victoria y es un paso importante. Estoy preparado para la batalla. El favorito es él, ¿pero por qué mañana no puede ser el día?", auguró en rueda de prensa.

En este sentido, aseguró que afronta la final "muy ilusionado" por ser en su club y por significar la segunda en tres semanas, tras llegar a la final de Houston. "Estoy feliz. Poder jugar en mi club, con mi gente, contra probablemente el mejor jugador de la historia en este superficie, me llena de emoción y tengo muchas ganas de jugar", aseguró.

"Mañana intentaré disfrutar más que de otras finales, me dejaré la piel en cada punto porque si gano aquí doy un paso adelante en mi carrera", se sinceró el murciano, quien ha restado importancia a tener que jugar en la Pista 1 y no la Central. "Me ha dado igual. Estar en una final de un torneo tan importante y poder jugar en casa con los míos ya es realmente emocionante y bonito", apuntó. "Había que decidir entre Rafa y Nico, y Nico no tiene el tirón de Rafa, pero no me he sentido solo para nada", aseveró.

Preguntado por los nervios y sensaciones, reconoció que éstos afloraron con el paso de las horas. "Al comienzo del día estaba tranquilo, era consciente de que sería un día largo. Tras una charla con mi entrenador he venido al club, con el gusanillo de no saber cuándo jugar. He estado con el bicho de mi sobrino, jugando, hasta que me he preparado para jugar el partido. Estos días, si estás en el vestuario, se hace largo y puede perjudicar en la pista", argumentó.