Anderson se queda la semifinal más larga de Wimbledon ante Isner

Anderson se queda la semifinal más larga de Wimbledon ante Isner
REUTERS
Publicado 13/07/2018 21:21:02CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La final de Wimbledon necesitó de 6 horas y 40 minutos para conocer a su primer aspirante al título, un Kevin Anderson que se quedó con la semifinal más larga de la historia del tercer 'grande' de la temporada, este viernes ante el estadounidense John Isner.

Anderson, verdugo del defensor y ocho veces campeón Roger Federer en cuartos de final, se apuntó un triunfo histórico en 7-6(6), 6-7(5), 6-7(9), 6-4, 26-24. No llegó a peligrar el récord que tiene Isner precisamente, con el partido más largo del torneo, pero a Anderson no le quedaron fuerzas ni para celebrar la gesta.

Aquellas 11 horas y el 70-68 que firmó Isner para ganar a Nicolas Mahut en 2010 no hicieron falta porque el sudafricano lo evitó saliéndose del guion en con 24-24, en ese quinto set que duró casi tres horas. El finalista el año pasado del US Open cayó al suelo y se levantó con la raqueta en su mano izquierda, para mantener aún así la bola en juego y poner el 0-30.

No era un escenario nuevo. Esa desventaja la había pulverizado muchas veces antes Isner con su cañón (53 saques directos), pero esta vez la excitación incluso de la Central le pesó en exceso al americano, que terminó cediendo su saque. No dudó Anderson en aprovechar la ocasión (49 'aces'), celebrada por la grada con la ola, para llegar a su segunda final de un 'Grand Slam'.

El sudafricano había estado más cerca de ganar que de perder. Se le escapó el tercer set, cuando tenía ya el 'break', y también la muerte súbita sonrió a Isner. En el cuarto set, sin red, Anderson rompió primero y esta vez aguantó la reacción rival para llegar al quinto. Ahí, al límite por esa ausencia de 'tie-break', triunfó Anderson, que espera a Rafa Nadal o Novak Djokovic para la final.

Contador