Carreño y Feliciano López dicen adiós a Indian Wells

Pablo Carreño celebra su victoria
TENNIS AUSTRALIA - Archivo
Publicado 15/03/2018 10:51:46CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cuadro individual masculino del torneo de Indian Wells (Estados Unidos), primer Masters 1.000 de la temporada, se quedó ya sin representación española tras las eliminaciones este miércoles en los octavos de final de Pablo Carreño y Feliciano López, mientras que el suizo Roger Federer no falló y se metió en los cuartos.

El jugador asturiano volvió a toparse con el sudafricano Kevin Anderson, su verdugo en las semifinales del Abierto de los Estados Unidos y que le remontó en un duro encuentro para imponerse en tres sets y tras dos y horas y veinte minutos por 4-6, 6-3, 7-6(6) demostrando su buen estado de forma actual.

El de Gijón no lo tenía fácil para consumar su revancha ante un jugador que parece tenerle tomada la medida y que venía de sumar ya un título (Nueva York) y una final (Acapulco) en pista dura. Sin embargo, tiró de solidez para ponerse por delante en el marcador en un primer parcial donde aprovechó el único resquicio que le dejó el de Johannesburgo con el servicio.

Anderson empezó sin dar opciones con el saque y firmó en blanco sus cuatro primeros del partido, pero en el quinto, Carreño pudo presionar y lograr el 'break' en el noveno juego para luego sentenciar con su servicio. Esa sería la única y última vez que el español pudo inquietar al resto en todo el encuentro.

El sudafricano no bajó un ápice el nivel de su saque y no dio más concesiones en todo el partido. El asturiano replicó prácticamente con la misma solidez, pero no pudo evitar perderlo en el sexto juego del segundo y verse obligado a jugar un tercer y definitivo parcial donde la igualdad fue máximo, decidiéndose todo a favor de Anderson en una tensa 'muerte súbita'.

Tampoco tuvo suerte Feliciano López ante otro potente sacador como el estadounidense Sam Querrey, aunque este se llevó el billete a cuartos sin excesivos problemas tras derrotarle en dos sets por 6-3, 6-4.

El americano, que ya había salido ganador con autoridad ante 'Feli' en el pasado Abierto de Australia, se fue hasta los 14 'aces' para dominar un partido en el que su servicio funcionó mejor que el de su rival. Sólo lo cedió en una ocasión Querrey, justo después de haber roto el del toledano al inicio del primer set, lo que repitió, y en blanco, en el octavo juego, para decantarlo a su favor.

El jugado estadounidense ya no dio más opciones con su saque y aunque el zurdo también apretó para mantener la igualdad, no pudo evitar perderlo en el momento más inadecuado, con 4-4 en el marcador del segundo set. Querrey no perdonó a continuación para citarse con el canadiense Milos Raonic.

Por otro lado, el actual campeón y número uno del mundo, Roger Federer, mantuvo su paso firme en el primer Masters 1.000 de la temporada, pese a la resistencia del francés Jeremy Chardy, número cien del mundo y que batalló antes de caer en dos mangas por 7-5, 6-4.

El suizo se mostró una vez más inabordable con su servicio, con el que no concedió ni una sola ocasión de rotura a su rival y que no perdió ni un punto cuando jugó con primeros (25/25). Chardy logró aguantar y jugar sus opciones en el primer set, pero la presión del de Basilea fue clave en el undécimo juego para conseguir un 'break' vital.

En el segundo set, no varió en exceso el guión. El primer favorito continuó muy firme con el saque y el francés resistiendo hasta los compases decisivos, momento en el que el suizo aceleró con otra rotura vital en el noveno juego y sentencia con su servicio. El surcoreano Hyeun Chung, que ya fue su víctima en Melbourne, con retirada de por medio, será su rival por un puesto en las semifinales.