David Ferrer derrota a Feliciano López y jugará su quinta semifinal de la temporada en Japón

Actualizado 05/10/2007 14:38:05 CET

TOKIO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El español David Ferrer, primer cabeza de serie, derrotó por un doble 6-4 a su compatriota Feliciano López y disputará la semifinal, quinta en lo que va de temporada, del Abierto de Japón, puntuable para los circuitos ATP y WTA.

El alicantino, primer favorito al triunfo, se impuso al toledano rebelándose contra la estadística que le situaba 2-1 en contra en los enfrentamientos directos entre ambos. Y es que el de Jávea salió muy motivado a la pista y, fruto de ello, logró cerrar el primer parcial con un 'break' en el momento preciso (6-4).

En la segunda manga, Ferrer evidenció nuevamente mayor ambición que su rival, no en vano, cualquier triunfo puede ser clave para colarse en la Copa Masters de Shanghai. Así, el marcador volvió a cerrarse con 6-4 a favor del jugador levantino.

De este modo, Ferrer buscará en tierras niponas su tercer título de la temporada, tras los conquistados en Auckland (Australia) y Bastad (Suecia). Para ello, antes deberá deshacerse de un duro escollo, pues se medirá al vencedor del duelo entre Lleyton Hewitt, sexto favorito, y el croata Ivo Karlovic, que ronda los 1.000 'aces' en lo que va de temporada.

VENUS WILLIAMS Y RAZZANO, EN LA FINAL FEMENINA

Por otra parte, la estadounidense Venus Williams derrotó (6-3 y 7-5) a la danesa Caroline Wozniacki en dos sets muy disputados para avanzar a la final femenina donde se medirá a la francesa Virginie Razzano, en racha tras su triunfo hace una semana en Guangzhou (China).

La mayor de las Williams, cabeza de serie número uno de la competición y octava en la lista de entradas de la WTA, pasó más apuros de los esperados para doblegar a la joven Wozniacki, de tan sólo 17 años, que incluso dominó en el segundo set con una ventaja de 4-2 a su favor.

Con dos juegos de renta, la danesa tuvo todo a su favor para equilibrar el choque, pero se confió en exceso, circunstancia que aprovechó Venus Williams para subir el nivel de su juego hasta recuperar el servicio (4-4).

Tras salvar la comprometida situación, la vencedora en Wimbledon mantuvo su saque y acechó el error de su atrevida, pero más inexperta, rival. Así, la americana arañó un 'break' para ponerse 6-5 y cerrar acto seguido el encuentro con su saque. Un triunfo que le permitirá pelear por su cuarto título de la temporada, tan sólo siete días después de imponerse en el torneo de Seúl.

En la final, se medirá a la quinta cabeza de serie, Virginie Razzano, que también llega enrachada a la final de mañana. Y es que la francesa también levantó título WTA la pasada semana, el de Guangzhou. En su camino a la segunda final consecutiva, la gala derrotó a la italiana Flavia Pennetta por 4-6, 7-5 y 6-3.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies