Feliciano se queda solo en cuartos de Acapulco

Feliciano López devuelve una bola
ABIERTO MEXICANO TELCEL
Publicado 01/03/2018 10:46:27CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El toledano Feliciano López se quedó como el único superviviente en los cuartos de final del torneo de Acapulco (México), puntuable para la ATP y la WTA y que se disputa en pista dura, tras ganar este miércoles al australiano Thanasi Kokkinakis (6-3, 6-4), mientras que el alicantino David Ferrer fue eliminado por el argentino Juan Martín del Potro (6-4, 4-6, 6-3).

'Feli' firmó un gran partido al servicio, con ocho saques directos, ninguna rotura y sólo dos bolas de 'break' en contra, claves para derrotar por tercera vez en tres enfrentamientos a su rival, al que no le sirvieron de nada sus 15 'aces' y que estuvo lastrado principalmente cuando jugó con segundos.

El tenista español logró hacerse con el primer parcial gracias a un 'break' en el octavo juego y aprovechó su momento al inicio del segundo para romper de nuevo el servicio de Kokkinakis. El australiano tuvo su opción cuando López sacaba para cerrar el partido, pero el zurdo la salvó y buscará las semifinales ante el estadounidense Jared Donaldson.

Menos suerte tuvo David Ferrer, que se volvió a topar con Juan Martín del Potro y se quedó fuera de la carrera por pelear por su quinto título en el evento mexicano. El argentino ya la apeó este año en otro de los torneos favoritos del alicantino, en Auckland, pero en esta ocasión se encontró con más resistencia antes de ganar por 6-4, 4-6, 6-3.

El de Tandil, sexto cabeza de serie, salvó ocho de las diez bolas de rotura que tuvo en contra, la mitad de ellas en una primera manga donde con 2-2 levantó un 0-40, concesión similar que le terminó constando caro a 'Ferru' cuando sacaba para igualar a cinco.

El de Jávea reaccionó con una rotura tempranera en el segundo set, y aunque 'Delpo' acertó a igualarla, el español le apretó en el siguiente servicio para lograr otro quiebre y no perdonar con su saque para llevar el partido a un tercer parcial donde el argentino sacó la fortaleza de su servicio. Un 'break' le dio la ventaja clave para sentenciar su pase a cuartos, aunque antes tuvo que salvar dos bolas de rotura que habrían alargado la emoción en la Central.