Ferrer: "Conseguir cuatro títulos aquí y en superficies diferentes me llena de orgullo"

 

Ferrer: "Conseguir cuatro títulos aquí y en superficies diferentes me llena de orgullo"

David Ferrer celebra su triunfo ante Tomic en Acapulco
OMAR MARTINEZ
Publicado 01/03/2015 13:01:51CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El tenista español David Ferrer, número nueve del mundo, ha destacado tras conquistar el torneo de Acapulco después de derrotar al japonés Kei Nishikori (6-3, 7-5) que "conseguir cuatro títulos aquí y en superficies diferentes" le "llena de orgullo", y ha reconocido que en este comienzo de temporada ha vuelto a tener "tranquilidad".

"Estoy cansado y feliz. Es una sensación extraña. Es un sueño poder igualar aquí a Thomas Muster y ahora estoy en una nube. Conseguir cuatro título aquí y en superficies diferentes me llena de orgullo", comentó en rueda de prensa, en referencia al cambio de superficie del torneo mexicano, que pasó de tierra batida a pista dura en 2014.

Ferrer se mostró "orgulloso" de los números de su carrera y calificó de "utopía" llegar a ser número uno del mundo. "Es difícil que a mi edad pueda llegar a ser número uno del mundo, sobre todo porque hay grandísimos jugadores, pero estoy contento con la carrera tenística que estoy haciendo, que está siendo longeva. Estoy orgulloso de ello. De ahí a pensar en ser número uno es una utopía", afirmó.

"Sin duda, de las cuatro veces que he ganado, este año es cuando más feliz me siento. Primero, porque he vencido en pista rápida y las anteriores fueron en tierra; segundo, porque he derrotado en la final a Nishikori, que es un 'Top-10' consolidado y que dará muchas alegrías al tenis japonés; y tercero, por todo lo que he vivido esta semana, el homenaje que recibí el primer día. Es el año que más querido me he sentido. Además, mi hermano ha estado aquí y lo ha vivido conmigo. Voy a cumplir 33 años y cada título que consigo lo aprecio mucho más", subrayó.

El de Jávea analizó la estrategia utilizada para romper la racha de derrotas contra el japonés. "Durante gran parte del partido pude tirar bien con la derecha y aguante su ritmo. Al final del segundo set se ajustó cuando tenía el encuentro más o menos encarrilado, pero contra Kei nunca puedes ganar fácil. Mi estrategia fue intentar que no estuviera cómodo con su revés. Es un gran restador pero tampoco es un gran sacador, por eso han sido partidos muy igualados con muchas rupturas", indicó.

"Me ganó muchísimas veces el año pasado en partidos ajustados. En el final del segundo set me aparecieron viejos fantasmas. Todos los tenistas disfrutamos en Acapulco porque la gente aprecia el tenis", añadió.

Para terminar, el alicantino explicó las claves del gran comienzo de la temporada que está viviendo en este 2015. "Cada año intento trabajar duro. Este año he vuelto a tener a tranquilidad conmigo mismo. El año pasado cambié de entrenador y necesitaba volver a tener esa tranquilidad para expresarme no solo profesionalmente si no personalmente", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies