Henman apela a la épica para apear a Moyà, pero Robredo, Ferrero, Verdasco y López siguen adelante

Actualizado 26/06/2007 20:06:12 CET

LONDRES, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tenista británico Tim Henman apeló a la épica para enviar al español Carlos Moyà a casa en la primera ronda del torneo de Wimbledon, tercer 'grande' de la temporada, en una jornada en la que Tommy Robredo, Juan Carlos Ferrero, Fernando Verdasco y Feliciano López se clasificaron para la siguiente fase.

El encuentro entre Henman y Moyà comenzó a disputarse ayer y tras ser interrumpido por la lluvia tuvo que aplazarse por falta de luz con 6-3, 1-6, 5-7, 6-2, 5-5 en el marcador y después de que el mallorquín levantara cuatro bolas de partido.

Hoy, 'Charly' salió a por todas, consciente de que tenía en su mano el pase a segunda ronda después de dos años sin pisar la pista londinense. Enfrente, un Henman, jugador en activo con más triunfos en Wimbledon, que ha llegado en cuatro ocasiones a semifinales y consciente de estar ante su última oportunidad de lucirse ante su público.

Aunque Moyà se defendió con todas sus armas, terminó cometiendo una doble falta en la octava pelota de partido que tuvo su rival y cedió el último set por 13-11, después de una ardua batalla entre dos de los veteranos del circuito.

EL RESTO DE LA 'ARMADA' CUMPLE

El resto de la 'Armada' protagonizó las buenas noticias con el pase a segunda ronda. El gerundense Tommy Robredo, número siete del mundo, doblegó al estadounidense Robert Kendrick por 6-2, 3-6, 6-3, 6-7 (5) y 6-3.

El gerundense, que preparó su asalto al All England Club firmando los cuartos en Den Bosch, necesitó cinco mangas para vencer al californiano, que el año pasado puso en serios apuros a Rafa Nadal en segunda ronda al obligarle a disputar cinco sets.

Por otra parte, Juan Carlos Ferrero remontó dos sets al checo Jan Hazek por 6-7 (5), 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5 en un partido que también fue aplazado ayer. El de Onteniente tuvo que emplearse a fondo para firmar su pase a la segunda ronda de un 'grande' en el que siempre ha llegado, al menos, a la tercera fase.

Además, Fernando Verdasco, que el año pasado llegó a octavos, venció al estadounidense Bobby Reynolds con relativa comodidad por 6-4, 6-4 y 6-3. También cumplió con los pronósticos Feliciano López, una de las mejores bazas nacionales en Wimbledon, al superar al británico Joshua Goodall por 6-1, 6-4 y 6-4.

La otra mala noticia para la delegación española fue el abandono de Óscar Hernández ante el luxemburgués Gilles Muller en el tercer set con 6-2, 6-7 (6) y 4-3 favorable al centroeuropeo.