Moyà salva cuatro pelotas de partido antes de que la falta de luz aplace su choque con Henman

Actualizado 26/06/2007 2:03:32 CET

WIMBLEDON (INGLATERRA), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Carlos Moyà salvó ayer cuatro pelotas de partido antes de que la falta de luz obligara a suspender el partido de primera ronda de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, que le enfrentaba al británico Tim Henman, en el estreno del prestigioso torneo sobre hierba, en el que sólo David Ferrer, entre los españoles, pudo acceder a la segunda ronda.

En una jornada marcada por la lluvia, que retrasó considerablemente el inicio de la misma, el partido entre Moyà y Henman centró la atención porque los dos veteranos tenistas protagonizaron un bonito duelo cuya resolución se conocerá hoy.

Moyà no jugaba en Wimbledon desde 2004, año en el que logró su mejor resultado (octavos), y lo acusó al principio. Henman dio primero (6-3), pero el británico, de 32 años, acumula tiempo sin ganar y entregó el segundo y el tercero set. El balear cimentó estos dos triunfos parciales en su excelente servicio y su golpeo de derecha.

El partido entre ambos tenistas, que nunca antes se habían enfrentado en hierba, cobró una dimensión diferente en la cuarta manga gracias a la reacción del jugador de Oxford. El público de la pista central entró entonces en juego y los dos tenistas llegaron al quinto y definitivo con las espadas en todo lo alto.

Moyá rompió el saque de Henman en el tercer juego, pero no supo defender esa ventaja porque el británico igualó a cuatro y se apuntó su servicio para adelantarse por 5-4. Entonces el balear tembló con su saque y concedió hasta cuatro pelotas de partido, pero finalmente supo resolver para empatar (5-5), antes de que el partido se suspendiera.

En la misma tesitura se encontraron otros españoles, como el caso de Juan Carlos Ferrero. El de Onteniente empataba a dos sets con el checo Jan Hadek antes de la suspensión. Ferrero además se había recuperado de la pérdida de las dos primeras mangas por 7-6 y 6-4, con sendos triunfos en el tercero y cuarto por 6-3 y 6-2.

Por su parte, el luxemburgués Gilles Muller lidera su partido ante Oscar Hernández por 6-2 y 1-0, y el ruso Dmitry Tursunov, vigésimo primer cabeza de serie, ante Nicolás Almagro por 6-5. Sólo Feliciano López lidera su partido tras la falta de luz ante el británico Joshua Goodball por 6-1 y 6-4.

FERRER, PRIMER ESPAÑOL EN SEGUNDA RONDA

Únicamente David Ferrer consiguió ayer su pase a segunda ronda después de superar cómodamente al argentino Sergio Roitman. El valenciano, decimoséptimo favorito, se impuso en tres mangas por 6-3, 6-3 y 6-1, y ahora deberá enfrentarse al francés Paul Henri Mathieu, que superó en un comprometido encuentro al checo Radek Stepanek.

Peor suerte corrieron Albert Montañes y Lourdes Domínguez. El de Tarragona se vio frenado por el alemán Michael Berrer, muy contundente y protagonista del triunfo en tres sets por 6-3, 6-3 y 6-2.

Por su parte, la representante femenina de la 'Armada' plantó cara a Serena Williams en la primera manga, en la que llegó a estar 5-4 arriba, pero en el juego decisivo (5-5 y su servicio) no pudo mantener el saque y entregó en bandeja el primer parcial a la estadounidense.

La pequeña de las hermanas Williams no desaprovechó la oportunidad y desde entonces engrasó la maquinaria para apuntarse un contundente 'rosco' y acceder a la segunda ronda.