Nadal afronta el reto de asaltar el trono de Federer

Actualizado 27/08/2006 13:01:30 CET

NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las pistas de Flushing Meadows serán desde mañana el escenario de un nuevo duelo entre el suizo Roger Federer y el español Rafa Nadal durante la edición del Abierto de Estados Unidos, cuarto y último 'grande' de la temporada, y paso final de la carrera de Andre Agassi en el mundo del tenis.

La ciudad de los rascacielos y su recinto cercano al aeropuerto JF Kennedy podrían citar nuevamente en una final, y por tercera ocasión en un 'Grand Slam' en este temporada tras las de Roland Garros y Wimbledon. Sólo en Australia, donde faltó el manacorí, no se produjo este hecho.

De todos modos, la empresa de Nadal es complicada. Si bien es cierto que alcanzar la final en el All England Tennis Club no era sencilla, el balear no ha ofrecido su mejor tenis durante la gira americana. Parado desde la final ante Federer sobre la hierba londinense, le ha costado coger su juego, aunque en Cincinnati se topó con un Juan Carlos Ferrero a su mejor nivel.

Además, Flushing Meadows es uno de los feudos favoritos de Roger Federer. El suizo ha sido campeón en las dos últimas ediciones y busca su tercer 'grande' del año, con lo que superaría su gran año 2004, donde ganó en Australia, Londres y Nueva York y sólo tropezó en París (tercer ronda).

Rafa Nadal, que tras Cincinnati se quedó en Estados Unidos para afinar su preparación, espera además superar su mejor resultado en este torneo, la tercera ronda del año pasado cuando se cruzó con él un James Blake en estado de gracia.

Tiene un comienzo con trampa ante el australiano Mark Philippousis, finalista en 1998 y potente sacador, aunque no tiene un cuadro con demasiados enemigos de renombre salvo el galo Monfils o sus compatriotas David Ferrer y Tommy Robredo.

Por su parte, Federer tiene un inicio más sencillo ante el desconocido Yeu-Tzuoo Wang, y en su camino hacia las rondas finales se podría cruzar con James Blake, quinto favorito, o el español, Juan Carlos Ferrero.

Precisamente, el valenciano es una de las bazas de la 'Armada' junto a Tommy Robredo y David Ferrer. Los tres están entre los veinte primeros cabezas de serie y han rendido a buen nivel en el último TMS.

El de Onteniente, finalista en 2003, alcanzó la final en esta cita tras dejar fuera a Blake, Nadal y al propio Robredo. Debuta ante un tenista de la previa, mientras que el gerundense, octavofinalista el pasado año, comienza ante el brasileño Saretta, y el de Jávea tendrá como rival a su compatriota Nicolás Almagro.

La participación de la 'Armada' se completa con Fernando Verdasco (Santoro), Carlos Moyá (Calleri), Feliciano López (Ljubicic), Ramírez-Hidalgo (Hyung-Taik Lee), García-López (Horna), 'Beto' Martín (rival de la previa), Albert Montañés (Hewitt) y Fernando Vicente (rival de la previa).

AGASSI PONE EL BROCHE DE ORO.

Por otro lado, la nómina de aspirantes a desbancar a Roger Federer no parece realmente definida y muchos jugadores parten con opciones de alcanzar la gran final. Además de Nadal y el resto de españoles, destacan los estadounidenses Andy Roddick, campeón en 2003 y reciente ganador en Cincinnati, y James Blake, el británico Andy Murray, último 'verdugo' del suizo, o el croata Ivan Ljubicic.

Sin embargo, el público ya tiene su 'preferido' para esta edición. Andre Agassi jugará su vigesimoprimer y último Abierto de los Estados Unidos, su último torneo antes de despedirse del mundo del tenis.

Toda la atención de los espectadores estará en el de Las Vegas y mientras éste aguante en el torneo, donde deslumbró en 1988 con un gran partido ante Jimmy Connors. De todos modos, tendrá complicado decir adiós a lo grande, como hizo su gran rival y amigo Pete Sampras en 2002.

Comienza con el rumano Andrei Pavel y ya en segunda ronda podría toparse con el chipriota Marcos Baghdatis, pero afrontará la cita con casi 900 victorias en el circuito, ocho 'Grand Slams' (cuatro en Australia, dos en Nueva York y uno en París y Londres) y 60 torneos en total, un bagaje impresionante para uno de los cinco jugadores capaces de ganar los cuatro 'grandes' junto a su compatriota Don Budge, el británico Fred Perry y los australianos Rod Laver y Roy Emerson.

MAURESMO Y HENIN-HARDENNE BUSCAN OTRO DUELO.

Por otro en el torneo femenino, la francesa Amelie Mauresmo, primera cabeza de serie, y la belga Justine Henin-Hardenne, segunda, partirán como las principales favoritas para suceder a Kim Clijsters, ausente tras lesionarse en la muñeca en el pasado torneo de Montreal.

Y es que, como sucede en categoría masculina con Federer y Nadal, estas dos jugadores acaparan aún más las finales de los 'grandes'. La gala, en su mejor año, ha alcanzado las de Australia y Wimbledon donde se ha impuesto a Henin-Hardenne, que ha jugado todas esta temporada saboreando la de Roland Garros.

Con menos opciones partirán las rusas Maria Sharapova, tercera cabeza de serie, Elena Dementieva, cuarta, y Svetlana Kuznetsova, sexta, o la estadounidense Serena Williams. En el bando español, Anabel Medina Garrigues es la única cabeza de serie (25).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies