Un Nadal crecido pone la diana en territorio Federer

Nadal pone la diana en territorio Federer
REUTERS
Actualizado 03/07/2017 15:05:06 CET

El español cambia la tierra por la hierba dispuesto a recortar distancias con el suizo en el 'Grand Slam'

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafa Nadal iniciará este lunes el camino hacia su tercer Wimbledon y decimosexto 'grande', cargado de confianza por un año triunfal que tras reinar en tierra quiere alargar en la hierba inglesa para darse la opción de agrandar su leyenda, y acechar el récord histórico (18) del suizo Roger Federer, los dos favoritos ante las dudas de Novak Djokovic y Andy Murray.

El balear debutará frente al australiano John Millman, número 137 del ranking, en el segundo turno de la Pista 1. Primer escollo de un camino asequible hasta posibles cruces con Marin Cilic, Murray, Djokovic o Federer. Nadal está en racha y quiere estirarla en un 'grande' con cuentas pendientes. Después de un año 2015 para olvidar donde cayó frente al extravagante germano Dustin Brown y un 2016 donde ni siquiera pudo participar, el de Manacor llega tras haber alcanzado las dos finales de 'Grand Slam' del año y habiendo ganado la última, en Roland Garros, hace apenas un mes.

La irrupción del balear en este 2017 le ha llevado a siete finales, de las cuales ha ganado cuatro, y todo esto tras dos años repletos de lesiones. Nadal está de dulce y llega a Wimbledon con el objetivo de encontrar su mejor nivel sobre hierba. Ese nivel que le llevó a jugar cinco finales en seis años ente 2006 y 2011 y a ganar dos de ellas. Desde que se alzara con el título en Stuttgart 2015 venciendo al serbio Viktor Troicki, el mejor tenista sobre tierra batida de la historia no sabe lo que es sonreír sobre el verde. Aquella fue la última vez que se vio su mejor versión sobre esta superficie, y ahora debe reencontrarse.

Igualmente, cuenta con una motivación extra: se trata de la última temporada con su tío Toni Nadal cuidándole las espaldas, dejando atrás un periodo repleto de victorias y éxitos. La incógnita del balear se posa sobre su preparación. Nadal desembarca en el All England Lawn Tennis Club sin haber jugado ni un solo partido oficial sobre hierba este año. Tan solo las jornadas de prácticas durante el Open de Mallorca femenino y los amistosos frente a Tomas Berdych y Tommy Haas, con derrota y victoria respectivamente, cuentan como bagaje de cara a su debut en Wimbledon.

La décima corona en París recondujo la histórica carrera de un Nadal que quiere acercarse en el 'Grand Slam' a otro renacido esta temporada, un Federer sólo frenado por su decisión de dosificar su año saltándose la gira sobre tierra. El suizo buscará su octavo entorchado en Wimbledon para superar así a Pete Sampras como tenista con más títulos londinenses de la historia. Un nuevo Nadal-Federer alimenta las casas de apuestas en la gran final. La enésima reedición del encuentro entre los dos tenistas más laureados de la historia.

MURRAY Y DJOKOVIC, GIGANTES DORMIDOS

En esas quinielas no dejan de aparecer Djokovic y Murray, aunque en plano mucho más secundario un año después. Ambos llegaban el pasado curso al 'grande' inglés como rivales a batir, ahora buscan un punto de inflexión que relance su discreto momento. El serbio se encargó de mandar un aviso ganando en la hierba de Eastbourne. Un chute de confianza, pese a que sólo fuera su segundo título este año y el primero desde enero, para un 'Nole' que intentará el asalto a su cuarta corona sobre la hierba londinense (2011, 2014 y 2015).

La situación de Murray es parecida, aunque sin ese buen resultado de antesala tras caer derrotado en Queens a las primeras de cambio. Un número uno en horas bajas pero que juega ante su público y defiende título. El trono del escocés está en juego de hecho, otro aliciente para Nadal, que podría volver al número uno tres años después. El balear tendría que llegar a la final si Murray no accede a las rondas finales o si se alza con el trofeo, independientemente de lo que haga el británico.

Al famoso 'Big Four' hay que sumarle a un Stan Wawrinka que, tras llegar a la final de Roland Garros, va en busca del único 'grande' que le falta. Además, habrá otros seis españoles en liza, con Roberto Bautista, Marcel Granollers, David Ferrer, Albert Ramos y Fernando Verdasco. Mención especial merece Feliciano López que está viviendo el mejor momento de su carrera. El toledano viene de alzarse con el título en Queens y de llegar a la final en Stuttgart, ambos torneos sobre hierba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies