Nadal: "Hay que estar preparados para sufrir"

El tenista español Rafael Nadal
WWW.DAVISCUP.COM
Publicado 06/04/2018 19:03:08CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafael Nadal ha avisado que tienen que "estar preparados para sufrir" después de su victoria ante Philipp Kohlschreiber (6-2, 6-2, 6-3) en el segundo punto de los cuartos de final de la Copa Davis, a la vez que se mostró "muy feliz" por batir el récord de triunfos consecutivos en la competición con 23, tanto en individuales como en dobles.

"Todos los partidos son difíciles y disputados. Hay que estar preparados para sufrir, Zverev ha hecho un grandísimo partido y esto nos ha puesto bajo presión pero hemos podido empatar", declaró a pie de pista a los micrófonos de la Copa Davis, tras empatar la eliminatoria respondiendo al triunfo del número uno alemán sobre David Ferrer.

El manacorí, que batió el récord de 23 triunfos seguidos en la Davis, tanto en individuales como en dobles, se mostró "muy feliz" aunque reconoció que "no sabía nada". "Feliz por la victoria, jugar en casa es siempre una sensación bonita y especial y el público ha respondido mejor imposible. Nos vamos con una victoria, empate a 1 y mañana será un día importante", añadió.

De cara a este sábado, que 'a priori' los López, Feliciano y Marc, disputarán el dobles, Nadal prefirió "no" opinar en relación a si podría ser él que juegue. De ser así competiría los tres días consecutivos, ya que el domingo disputará el cuatro partido de la serie ante Alexander Zverez, cuarto del ranking ATP.

"El domingo al mediodía te contaré. Ahora solo sé que he ganado y mañana tengo otro día y ya veremos lo que pasa. Espero estar preparado porque será un partido decisivo para no perder o para ganar. Tengo que estar preparado y ganarlo ante uno de los mejores del mundo. La preparación no ha sido la ideal pero estoy jugando en casa, a un buen nivel, y espero hacerlo lo mejor posible", agregó.

En referencia a esa preparación, Nadal reveló que su "mayor inquietud" era la de "volver a competir", ya que no lo hacía por lesión desde el Abierto de Australia, cuando cayó en cuartos ante Marin Cilic. "Personalmente llevo unos meses complicados. No había podido completar ningún evento desde Shanghai el año pasado", explicó.

"En general estaba entrenando bien. Me sentía confiado para jugar un partido correcto y lo he podido hacer", opinó tras su contundente victoria ante el número 34 del ranking mundial.

Por último, el manacorí valoró los nervios que hubiera podido sentir tras tanto tiempo sin competir. "El día que no esté nervioso será el día que me tenga que dedicar a otra cosa porque es parte de este deporte. Los nervios descontrolados son malos pero los nervios también pueden ayudarte", sentenció.