"Parece que siempre tengo problemas cuando pierdo"

"Ferrer no es el favorito, pero si sigue así puede tener una buena oportunidad de llegar a la final e incluso ganar el torneo"

   MELBOURNE (AUSTRALIA), 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El tenista español Rafa Nadal no quiso dar importancia a la lesión que ha sufrido durante el encuentro de cuartos de final del Abierto de Australia, primer 'grande' del año, en el que ha sido derrotado por su compatriota David Ferrer.

   "Para mí es difícil venir aquí y hablar. En Doha estaba enfermo, hoy he tenido otro problema. Parece que siempre tengo problemas cuando pierdo y no quiero dar esa imagen. Por eso prefiero no hablar del tema. Sería genial que lo respetéis", afirmó Nadal en rueda de prensa.

   El número uno del mundo insistió en su intención de no hablar del percance. "No puedo decir nada de la lesión, preferiría no hablar de ello. Esta noche, lo primero, no sé nada. Y por respeto al ganador y a un amigo, prefiero hablar del partido. Él ha jugado a un gran nivel. Quiero darle la enhorabuena y desearle lo mejor para la semifinal. Está haciendo un torneo fantástico. Si sigue así, tendrá opciones. Lo que me dijo David en la red, me lo guardo para mí", apuntó.

   Sin embargo, reconoció haber pasado "un día difícil" ya que por segundo año consecutivo cayó en cuartos. "He intentado hacer las cosas lo mejor posible, no he podido hacer más. Me he enfrentado a un gran jugador. No he podido hacer más de lo que hice. Él jugó a un gran nivel, y no pude competir contra él", indicó.

   A pesar de todo, el manacorí recalcó que intentó dar "lo mejor" durante todo el choque, aunque no se sentía bien. "No tengo por qué decir cómo me sentí en la cancha. Tuve un problema al principio del partido. Después, el partido estaba casi acabado. Eso puedo decir", añadió.

   Por otra parte, sabe que una carrera deportiva tiene "momentos mejores y peores" y se mostró muy satisfecho con 2010, una campaña en la que jugó "increíble", que aunque también comenzó con problemas, terminó siendo "un año fantástico".

   "También empecé con problemas y acabó siendo el mejor año de mi carrera. Creo que es casi imposible repetirlo, pero aún queda mucha temporada y muchos momentos buenos y también malos. Éste es uno de esos malos momentos, pero si lo acepto, podré volver a mi mejor tenis", añadió.

   Nadal, que reconoció que enero ha sido "un mes difícil", está convencido de que su progresión era positiva en Melbourne Park al empezar la segunda semana "con un buen partido ante Cilic". "Estaba entrenándome mejor que al inicio del torneo y me sentía preparado para los cuartos. Pero no ha sido mi día", recalcó.

"ODIO LAS RETIRADAS".

   El mallorquín no quiso desvelar si pensó en arrojar la toalla. "Odio las retiradas y no he tenido que hacerlo. Ya lo hice el año pasado. Odio ese momento y no quería repetirlo", aseguró al tiempo que explicaba que en los últimos días se sentía "fantástico" después del virus de Doha.

   Sin embargo, dejó claro que esta derrota no tiene nada que ver con lo que sintió el pasado año al retirarse con una lesión de rodilla. "Fue duro lesionarme porque no veía una solución. Ahora no es el caso. El año pasado llegué después de unos meses muy duros de lesiones y problemas. Era una situación dura. Este año es todo distinto, tengo tres 'Grand Slams' más en casa, y algunos Masters y torneos más en mi palmarés", apostilló.

   De todos modos, Nadal se mostró optimista y adelantó que va a trabajar para "volver con fuerza". "Amo el tenis y la competición y también los momentos complicados porque puedes cambiar la situación con trabajo duro con un objetivo e ilusión", sentenció.

   Por otra parte, dejó claro que Ferrer está jugando "de un modo fantástico" y cree que podría tener "opciones" de luchar por el título. "No es el favorito, pero si sigue así puede tener una buena oportunidad de llegar a la final e incluso ganar el torneo. Me encantaría, es fantástico y un gran amigo. Le deseo lo mejor. Andy está jugando muy bien, pero creo que David está a un nivel superior", comentó.

   Por último, lamentó no haber disfrutado de mucho tiempo de descanso al final de la pasada temporada. "En este deporte las vacaciones nunca son lo suficientemente largas. Eso hace que el circuito sea difícil. Sólo los mejores están mentalmente preparados para estar aquí mucho tiempo", finalizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies