Raonic sorprende a Federer y se mete en su primera gran final

 

Raonic sorprende a Federer y se mete en su primera gran final

Raonic celebra su victoria en Wimbledon ante Federer
AELTC/JOEL MARKLUND
Publicado 08/07/2016 17:57:00CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El tenista canadiense Milos Raonic jugará la final de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, después de sorprender este viernes al suizo Roger Federer, al que derrotó en cinco mangas por 6-3, 6-7(3), 4-6, 7-5 y 6-3.

De este modo, el norteamericano tendrá la oportunidad de pelear por su primer título de 'grande', dejando clara su evolución en este año en el que ya rozó la gran final en el Abierto de Australia. Además, lo hizo ganando al ídolo del All England Tennis Club y levantando un partido que por momentos parecía tener perdido pese a haber ganado la primera manga.

Por su parte, el de Basilea sufrió un duro revés en su intento por conquistar por octava vez la hierba londinense. Finalista en 2014 y 2015, el exnúmero uno del mundo no tuvo el temple que le da su experiencia y dejó escapar una gran oportunidad de engordar su ya enorme palmarés.

La primera semifinal de Wimbledon fue una auténtica pelea entre dos sacadores que vivieron un partido típico sobre esta superficie, con puntos cortos y muchas visitas a la red. Ambos fueron firmes con su servicio, pero más un Raonic que aprovechó mejor sus opciones al resto, todo lo contrario que un Federer que dejó escapar oportunidades en momentos claves.

El canadiense supo desde el primer momento cómo debía plantear el partido. Pupilo de Carlos Moyà y de uno de los mejores jugadores de hierba de la historia como John McEnroe, el séptimo cabeza de serie arriesgó desde el primer momento y aunque su rival se mostró igual de firme y menos errático, sacó el máximo partido al único resquicio que hubo en la manga.

Raonic ganó el primer set 6-3, pero eso despertó a Federer, que comenzó a ser más amenaza al resto. El de Basilea gozó de cuatro bolas de set con 5-4 a su favor, pero finalmente igualó el partido tras dominar claramente el 'tie-break' (7/3).

El suizo iba al alza. Sin dar ninguna opción al resto, supo esperar su oportunidad ante un oponente que buscaba la red sin miramientos, pero tampoco con el éxito deseado. El siete veces ganador en Londres logró de nuevo romper, en el séptimo juego, y enfiló el camino hacia la gran final.

El partido parecía que se decantaría del lado de Federer, experto en manejar este tipo de situaciones. Así, envió avisos en el quinto juego con dos bolas de 'break', con una más en el noveno y con un peligroso 0-30 en el undécimo. Pero su oponente tuvo cabeza en esos momentos y con valentía y saque salvó la situación para agarrarse al partido con un inesperada rotura cuando los espectadores esperaban una nueva 'muerte súbita'.

Y es que el exnúmero uno del mundo mandaba 40-0 con 6-5 abajo, pero, inexplicablemente, cedió el juego y el parcial. Todo eso reforzó a un Raonic que recuperó su versión inicial para acabar con la andadura de un cabizbajo y 'tocado' tercer cabeza de serie.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies