Serena Williams y la historia del tenis, si Kerber lo permite

Serena Williams
REUTERS
Publicado 13/07/2018 20:16:46CET

La estadounidense busca el récord de 24 'grandes' cuatro meses después de volver tras su maternidad

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La final del torneo femenino en Wimbledon este sábado es una cita con la historia para la estadounidense Serena Williams, que buscará igualar el récord de todos los tiempos en el 'Grand Slam', los 24 que ganó Margaret Court, ante la alemana Angelique Kerber, quien vuelve a ser tenista temida dispuesta a revitalizar su palmarés.

Serena sigue siendo Serena, a sus casi 37 años. No importa que hace menos de uno, el pasado mes de septiembre, fuese madre por primera vez, y que después su recuperación fuera de las complicadas, pasando por quirófano y una larga pesadilla en la que temió incluso por su vida por una embolia pulmonar. Volvió a las pistas en marzo de 2018, en Indian Wells y Miami, para llegar entonada a París y Londres, donde prepara el octavo asalto a la Central.

Desde el número 181 del mundo, la americana jugará este sábado su décima final en el All England Club y la trigésima de 'Grand Slam'. Las grandes citas sacaron de nuevo lo mejor de una Serena insaciable por naturaleza, dispuesta a superarse a sí misma aunque sea a golpe de derecha e intimidación y aún lejos de su mejor físico, y ganarse con todo derecho el título de la mejor tenista de la historia.

"No me siento diferente. Esa es la actitud que llevo siempre y cómo quiero enseñar a mi hija, siempre ser humilde. Todos somos personas iguales, así es como pienso", dijo ante su posibilidad de alcanzar los 24 'grandes', los que Court en otra época, después de haber dejado atrás los 22 de la Era Open de Steffi Graf.

Serena tendrá un último obstáculo conocido, en especial en 2016, donde vivió su mayor rivalidad con Kerber. Fue el año glorioso de la alemana, que ganó sus dos únicos 'grandes', Australia (contra Serena) y US Open, y jugó la final de 2016 en Londres, la que perdió con la Williams y vivirá su reedición. Así terminó número uno del mundo, para dar paso a un 2017 para olvidar, como bien ha hecho.

Kerber vuelve a ser esa jugadora fiable, con un notable alto en cada faceta del juego, que busca la tercera pata del 'Grand Slam' y de paso venganza ante Serena. La yanqui, que volverá al 'Top 20' si gana, busca su octavo título en la hierba londinense, para quedarse a uno de los que ganó Martina Navratilova, en una racha de 20 victorias seguidas, tras su ausencia en 2017 y las coronas de 2016 y 2016.

Contador