Clijsters se medirá a Na Li, que hace historia al ser la primera china en la final de un 'grande'

Actualizado 27/01/2011 11:43:43 CET

La asiática tuvo que salvar un 'match-point' ante Wozniacki

MELBOURNE (AUSTRALIA), 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La tenista belga Kim Clijsters ha cumplido con los pronósticos y disputará la final del Abierto de Australia, primer 'grande' del año, ante la china Na Li, que dio la sorpresa frente a la número uno del mundo, la danesa Carolina Wozniacki, y hace historia para su país.

La número tres del mundo, gran favorita al triunfo en Melbourne Park, superó a la rusa Vera Zvonareva por un doble 6-3 y volvió a demostrar que es la tenista más en forma del circuito femenino en ausencia de Serena Williams.

Clijsters, que cuenta con la victoria en las dos últimas ediciones del US Open, se clasificó con autoridad para la segunda final de su carrera en Australia, donde aún no ha alzado el trofeo. Así, necesitó poco más de una hora para sellar su pase a la final.

La belga, que ya superó a Zvonareva en el pasado 'grande' neoyorquino, fue más agresiva que su rival, que adoleció de falta de iniciativa en los momentos puntuales. Con esta victoria, Clijsters será número dos del mundo a partir del lunes.

LI VENCIÓ A CLIJSTERS EN SIDNEY.

Ahora, se medirá a la china Na Li, ante la que cayó hace unas semanas en la final del torneo de Sidney. La asiática disputará la primera final de un 'grande' de su carrera después de apear a la número uno del mundo Carolina Wozniacki por 3-6, 7-5 y 6-3.

Li, semifinalista el pasado año en Melbourne y cuartofinalista en la pasada edición de Wimbledon, tuvo que salvar un 'match-point' en contra con 5-4 para Wozniacki en el segundo set para terminar dando la vuelta al partido y convertirse en la primera jugadora china en la historia que jugará una final de 'Grand Slam'.

De hecho, la jugadora de Odense llevó la iniciativa en los primeros compases, en los que se intercambiaron varios 'breaks', pero se puso al frente del primer set con 4-3 y gozó de un punto de partido en el segundo (5-4), pero la china tiró de 'winners' (42 por 10 de su rival) para dar la vuelta al electrónico y acabar llevándose la victoria.

A pesar de la derrota, Wozniacki se mantendrá en el número uno del mundo, pero sigue sin ser capaz de conquistar un 'grande' y de hecho, desde la final del US Open 2009, la única que ha disputado, ni siquiera se clasifica para una.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies