Rafa Nadal se 'reconcilia' con Madrid

 

Rafa Nadal se 'reconcilia' con Madrid

Rafa Nadal conquista Madrid
REUTERS
Actualizado 12/05/2013 20:08:15 CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafa Nadal conquistó esta domingo por tercera vez Madrid, 'reconciliándose' con la capital tras lo sucedido en 2012 y la polémica con la tierra azul, tras batir (6-2, 6-4) sin demasiados problemas en la final del Mutua Madrid Open, cuarto Masters 1.000 de la temporada, al suizo Stanislas Wawrinka, sin argumentos para desarbolar ni inquietar al balear.

Fue una final plácida para el de Manacor, ya con cinco títulos en este 2013 en el que ha retornado después de su larga ausencia por su problema de rodilla, cuatro de ellos en la arcilla roja, donde mejor se mueve y donde ha encontrado la confianza para ir mejorando día a día y a tener más confianza, ya con Roland Garros cada vez más cerca.

El exnúmero uno del mundo firmó un partido sobrio, olvidando el mal día que tuvo en los cuartos de final ante David Ferrer, su mayor examen en esta cita, a la que regresaba después de la agria polémica del año pasado con los organizadores y el cambio de color. Con este en su tonalidad normal y unas pistas en mucho mejor estado, Nadal recuperó su cetro en la capital, donde ya reinó en 2005, en 'indoor', y en 2010, igualando los tres títulos del suizo Roger Federer.

El español ha sido el único de los cinco favoritos que aguantó el pulso al torneo. Novak Djokovic, Roger Federer, Andy Murray, más 'Ferru', se fueron despidiendo de la Caja Mágica y el balear aguantó el favoritismo que se le concede siempre en esta superficie, donde ya es el segundo más laureado de la historia (40 títulos), igualado con Thomas Muster y a seis de Guillermo Vilas, después de llevar un año casi impecable con seis de sus siete finales en la arcilla roja, y cediendo solo ante 'Nole' en Montecarlo y ante Horacio Zeballos, en su retorno, en Viña del Mar.

Y todo tras otra final sin complicaciones y cuyo final celebró como si de un 'grande' se tratase. Stanislas Wawrinka, más gastado físicamente pero con el aval de llegar a Madrid tras ganar a David Ferrer en la final de Portugal, no le pudo ni siquiera crear apuros e hincó la rodilla después de tan solo una hora y once minutos de partido.

FUERTE INICIO Y NI UNA SOLA BOLA DE 'BREAK' EN CONTRA.

Nadal mostró su fiabilidad, ayudado por el mal día del suizo, al que además de las piernas, también le pesaba la negativa estadística contra el balear, con ocho derrotas en otros tantos enfrentamientos y sin haberle podido ganar todavía un set. Sin apenas cometer errores, seguro al saque, con el que no concedió ni una sola bola de 'break', y letal con su 'drive', el pupilo de Toni Nadal dominó sin paliativos a su rival, demasiado errático en su intento de alejar lo más posible de la pista al 'rey de la tierra'.

Así, el de Lausana se vio abajo 4-0 de inicio, pasando muchos problemas con su servicio, pero tampoco sin encontrar argumentos con su resto, con el que apenas ganó puntos ni pudo hacer que Nadal, afianzado tras un comienzo de los que más le gusta, dudase. El número cinco del mundo no se relajó ni bajó su agresividad para cerrar en menos de media hora el primer set (6-2).

Wawrinka mejoró en el segundo parcial, pero tampoco fue suficiente, sobre todo por su ineficacia cuando el español sacaba. Tan sólo tuvo un 'deuce' en el quinto juego como mejor posibilidad, pero ahí tampoco falló el manacorí, siempre peligroso al resto y que tras perder un 0-40 en el quinto juego, no perdonó en el séptimo, ayudado por dos inoportunas dobles faltas del suizo. Ahí, logró el 'break' necesario (4-3) y clave para volver a reinar en la tierra roja, su color natural y en el que mejor se mueve, de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies