Madrid presenta el Masters femenino y mira hacia un futuro olímpico

Actualizado 11/05/2006 18:01:30 CET

El torneo, que reunirá a las ocho mejores tenistas de la temporada, contó en su presentación con el 'glamour' de Sharapova

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) - Madrid se engalanó para presentar el Sony Ericsson Championships, el torneo que, del 7 al 12 de noviembre, reunirá en el Madrid Arena de la Casa de Campo a las ocho mejores tenistas de la temporada, para dar un nuevo paso en su proyecto de contar con un torneo mixto o ir un poco más allá y hacerle un nuevo guiño a su ambición olímpica. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, fue rotundo en este sentido a subrayar que "todo lo que está ocurriendo aquí tiene un destino que, sin mencionarlo ustedes, ya saben cuál es" durante la presentación de un torneo que contó con el 'glamour' de María Sharapova, la número tres del mundo, pero también con Arantxa Sánchez Vicario, embadajadora del torneo, Manolo Santana, director, Ion Tiriac, Asesor, o Larry Scott, director general de la WTA, entre otros. El Masters femenino convertirá a Madrid, según Ruiz-Gallardón, en "la capital mundial del tenis", aunque reiteró que no hace más que retratar una "ambición de futuro". "La fecha de ese futuro se decidirá en el Salón de Plenos con representación de los ciudadanos de Madrid", indicó el primer edil madrileño. TIRIAC APUESTA POR EL TORNEO MIXTO. Un torneo de 'maestras' que se une al Masters Series masculino y que desde hace cinco temporadas se disputa en el Madrid Arena y que apunta Ion Tiriac, su asesor y promotor, "es un paso más para lograr nuestra meta". Un objetivo que no es otro que el contar con un torneo mixto de diez días y por el que puja a partir de 2008, cuando todas las previsiones indican se producirá una revisión en el actual calendario. Tiriac no lo duda al apuntar que el Masters Series madrileño "es ahora mismo el mejor torneo de siete días" y que con el Sony Ericsson Championship "Madrid aporta a España y a Europa el mejor torneo femenino", pero quiere algo más, una cita que se convierte en la más importante dentro del mundo del tenis después de los cuatro 'Grand Slams'. También el director del torneo, Manolo Santana, apostó en este sentido al indicar que el Masters femenino es "una apuesta muy fuerte y arriesgada, pero que reúne a las mejores jugadoras del mundo y Madrid se merecía un torneo como este y esta oportunidad para seguir los pasos de París y Londres". Aunque antes de pensar en próximos objetivos, Larry Scott, el director ejecutivo de la WTA, recordó que Madrid debe estar preparada para acoger el "acontecimiento elite del año" en donde recordó "estarán las mejores" además de confiar que la capital española se convierta "en el mejor escaparate para el tenis femenino que se haya visto jamás". SHARAPOVA REIVINDICA LA IGUALDAD CON EL TENIS MASCULINO. Un escaparate donde probablemente se encuentre María Sharapova, la actual número tres del mundo y que cuenta en su palmarés con 11 títulos individuales entre ellos el Wimbledon y el Masters conseguidos en 2004. La tenista rusa destacó de las calidades de una ciudad como Madrid y apoyó la idea de la nueva campaña publicitaria "Iguales" con la que el torneo intenta concienciar entre la igualdad entre hombres y mujeres. Para la número tres del mundo con eso "demuestra realmente el entusiasmo por el tenis femenino" y recordó la lucha de éste por ser reconocido al mismo nivel, en cuanto a reparto de premios se refiere, que el masculino algo que sucede ya en todos los 'Grand Slams' salvo en Wimbledon. "Discutimos en este sentido desde hace mucho tiempo, pero las cosas no son de un día para otro. Hace unas temporadas las cosas eran diferentes, había mucha mayor desigualdad y lo que está claro es que si seguimos empujando al final lograremos lo que pretendemos", afirmó. La rusa contó con una maestra de ceremonias en la figura de la ex número uno mundial Arantxa Sánchez Vicario, embajadora del torneo, quién reconoció cierta "envidia sana" de una cita en donde estarán "las mejores de las mejores" para apostillar que "será una gran oportunidad de ver el mejor tenis femenino". El torneo, que en sus últimas ediciones se ha disputado en ciudades como Nueva York, Múnich o Los Angeles, repartirá hasta tres millones de euros en premios. En el mismo se reunirán las ocho mejores tenistas de la temporadas que se dividirán en dos grupos de cuatro cada uno. De martes a viernes estos dos grupos disputan una liguilla bajo la modalidad 'round robin'. Las dos primeras pasan a unas semifinales que medirá a la ganadora de un grupo contra la del otro. El domingo 12 de noviembre dos tenistas lucharán por un título que conquistó en la última temporada la francesa Amelie Mauresmo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies