Capturan en una fotografía el abrazo de una gorila huérfana a su cuidador

Gorila y cuidador
INSTAGRAM
Actualizado 04/04/2018 17:34:19 CET

EDIZIONES, 4 abr.

Hace 11 años, dos crías de gorila de montaña llegaron al Orfanato Senkweke, en el Parque Nacional Virunga del Congo, al quedarse completamente huérfanas después de que las fuerzas rebeldes mataran a nueve de sus congéneres, entre ellos, su madre.

André Bauma, un cuidador del centro Senkwekwe, fue el que se encargó de Ndakasi y Ndeze. A lo largo de estos años, la relación que se ha formado entre el cuidador y las gorilas ha sido de mucho contacto. Tanto, que ellas lo consideran como el macho alfa de su pequeña manada, una formada también por otro gorila macho.

En una visita reciente a Senkwekwe, el fotógrafo británico James Gifford pudo ser testigo directo de ese maravilloso vínculo entre seres de distinta especie y no dudo en inmortalizarlo con su cámara fotográfica.

En una de las fotografías, Gifford captó la esencia de esta bonita relación cuando una de las gorilas cogió a André para abrazarlo. La fotografía la compartió en su perfil de Instagram y enseguida se hizo muy popular.

Los gorilas de montaña son una especie en peligro de extinción y "ver la relación que se había forjado entre ellos fue una experiencia humilde y un recordatorio de cuánto necesita esta especie de nuestra parte para poder sobrevivir", reflexionaba Gifford al final del post.