Una familia contrata a una fotógrafa para hacer un álbum familiar y este es el grotesco resultado

Sesión de fotos de la Familia Zaring
FACEBOOK
Actualizado 16/01/2018 12:38:02 CET

   EDIZIONES, 16 Ene.

La familia Zaring, un matrimonio con dos hijos, decidió contratar a una fotógrafa profesional para hacerse un álbum de fotos familiar. Se desplazaron al Forest Park de Saint Louis para hacer la sesión, y tras unas horas de posar en distintos lugares, la sesión terminó, pagando a la fotógrafa 250 dólares, unos 205 euros. Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. Ocho meses después recibieron el resultado final... y no fue exactamente lo que esperaban.

Cuando vieron las fotos quedaron realmente sorprendidos. Sus caras se veían, digamos, que totalmente diferentes. Parecía que habían sido 'retocadas' con Paint y no con Photoshop, como cualquiera esperaría. Se asemejaban más a dibujos que a fotos. Pam, la mujer y madre de dos hijos, no pudo evitar reír con lo que estaba viendo. Y menos mal que lo tomó con humor, porque el resultado es, como mínimo, grotesco.

Zaring-A

 Zaring-E 

Zaring-D 

Zaring-C 

Zaring-B 

Portada

Cualquier otra persona habría exigido la devolución del dinero por este extraño trabajo, pero Pam no quiso. Le pareció tan gracioso que dio por bien gastado el dinero por tanta risa que le dio al ver las imágenes. Eso sí, le pidió que le diera las fotos originales.

Las fotos se han convertido en un fenómeno viral en Facebook en apenas unos días. Se ha compartido el post original más de 390.000 veces.